Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El amor cura las heridas

CHILE
Comparte

Aquí la respuesta en imágenes de decenas de voluntarios ante el saqueo y agresión en la parroquia La Asunción en Santiago de Chile

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“Chile y el ataque más feroz a una iglesia desde el inicio de las protestas”.  Así titulaba Aleteia una noticia que generó fuerte impacto y que aconteció en la parroquia La Asunción en la capital Santiago.

 

 

Allí, el pasado viernes, manifestantes saquearon, usaron bancas y otras imágenes religiosas como barricadas. Imágenes elocuentes y dolorosas.

 

Te puede interesar: Chile y el ataque más feroz a una iglesia desde el inicio de las protestas

 

Sin embargo, lejos de la quietud, rápidamente la respuesta fue más enfática todavía: A las pocas horas de lo acontecido, el pasado sábado, decenas de personas se acercaron a la iglesia vandalizada con el objetivo de “dar esperanza a la comunidad herida”, tal cual indica una nota del Arzobispado de Santiago.

Es que tras el acercamiento al templo, decenas de personas ayudaron en las tareas de limpieza y orden,  tal cual lo confirman las siguientes imágenes:

 

 

“Eso es lo hermoso, lo gozoso y lo que da esperanza. Muchos hermanos desde ayer en la tarde se empezaron a conectar, me llamaban por teléfono, gente de la comunidad e incluso personas que ni conocía, se despertó una corriente de vida solidaria, de preocupación, de oración, de venir hoy día, de traer materiales y dejar horas de hacer sus cosas personales para ayudarnos a sacar todo lo sucio. Eso lo hemos podido hacer gracias a ellos y la comunidad, que hoy y anoche han estado”, expresó el padre Pedro Narbona, párroco de La Asunción.

Por su parte, una vecina del lugar, e integrante de la comunidad, también señaló:  “Lo de ayer lo presenciamos con mucho dolor. Intentamos dialogar con las personas que vinieron a saquear, pero no fue posible. Ahora queremos ser un aporte para limpiar y que esta parroquia vuelva a ser un lugar de encuentro. La Iglesia no son las paredes, somos todas las personas que queremos un cambio. Tenemos que volver a encontrarnos, tenemos que entender que la violencia no es la forma para solucionar. Yo estoy por reconstruir un concepto de país unido y en paz”.

 

 

En tanto, el administrador apostólico de Santiago, monseñor Celestino Aós, también expresó su dolor por lo acontecido.

 

 

“Con toda la fuerza de nuestra voz, pedimos a todos nuestros hermanos, compatriotas, que cese toda violencia”, exclamó.

 

Te puede interesar: Chile: Ante estallido social, comunidades religiosas promueven espacios de diálogo

 

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Aleteia Team
¡Unidos!
Aleteia Team
¿Lo ves?
Aleteia Team
Arde California
Aleteia Image Department
¿De quién es el record?
Aleteia Image Department
El Bautismo no tiene precio
Aleteia Team
¡Ánimo!
Pablo Cesio/Aleteia Uruguay
¡El espíritu del rugby!
Aleteia Image Department
¿El árbol más alto del mundo?
Aleteia Image Department
La NO vuelta al colegio
Aleteia Image Department
¡¡Chócala!!
Aleteia Team
“Mirados”
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.