Aleteia

Lo que no debe faltar en el botiquín de tu casa

FIRTD AID
Shutterstock | goffkein
Comparte

Es fácil que aquellos padres que van al parque con niños pequeños lleven en el bolso la típica “barrita para los golpes”; incluso monodosis de suero. Pero muchos de los accidentes, caídas y golpes suceden en casa. ¿Tenemos un botiquín en condiciones? ¿Está en el lugar adecuado?

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Si tienes hijos, sean de la edad que sean, deberías dedicar tiempo a poner a punto tu botiquín para emplearlo en caso de necesidad ante una enfermedad o accidente casero.

¿Qué es lo que no debería faltar en tu casa?

 

Además conviene tener a mano en caso de emergia

FLASHLIGHT
Shutterstock | Tatiana Popova

Una linterna

WATER
Shutterstock | SpeedShutter

 Agua embotellada por si hay cortes

PHONE
Shutterstock | Georgejmclittle

Y un listado con teléfonos más importantes: teléfono de urgencias, centro nacional de toxicología, centro de salud, teléfono de los padres por si el niño está con la cuidadora.

Otros aspectos a tener en cuenta

Es importe prestar atención a este tema, advierte la matrona Maite Navarro, con una amplia trayectoria acompañando a padres en los primeros años de la crianza de sus hijos, porque nos jugamos mucho, y no solo cuando hay niños pequeños en casa.

El botiquín debe guardarse en zonas donde no haya cambios de temperaturas bruscos. Por este motivo hay que evitar el baño o la cocina. El salón o la habitación pueden ser una buena opción, si no están al alcance de los niños.

Apunta la fecha de apertura de cualquier envase que abras.

Si quieres sacar buena nota en “la asignatura del botiquín doméstico” piensa que puede ser buena idea que lo tengas preparado para facturar. Tener un botiquín en casa que puedas llevar de viaje te vendrá genial. El sentido práctico en estos casos supone muchas veces ahorro de tiempo y de dinero.

No está de más que haya un botiquín a punto en las casa que frecuentan los niños, como la casa de los abuelos, o algún familiar.

Por último, no olvides informar a los cuidadores habituales, de dónde está y qué tiene el botiquín de tu casa.

La seguridad de los nuestros de las cosas que más nos preocupan. Sin embargo, no siempre tenemos en el botiquín de casa lo que podríamos necesitar en caso de urgencia; ni prestamos atención a cuándo caduca la medicación las cremas o los colirios que utilizamos.

Dedicar en un momento dado un poco de atención a este asunto es algo de lo que no nos arrepentiremos en caso de accidente.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.