Aleteia

Miles de salvadoreños en EE.UU. respiran: no habrá deportaciones

SAN SALVADOR
Comparte

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció la medida como una victoria personal

Tras una reunión entre el secretario de Estado de Estados Unidos. Mike Pompeo, y la canciller salvadoreña Alexandra Hill, la administración del presidente Donald Trump decidió extender el Status de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a cerca de 250.000 salvadoreños que gozan de este programa.

La decisión permitirá a los salvadoreños –muchos de ellos viviendo en el área de Los Ángeles (California)—permanecer por un tiempo más en el país del norte sin el miedo a ser deportados. Cabe señalar que los salvadoreños son el grupo más grande de los beneficiarios del TPS.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció la medida como una victoria personal. Pero los funcionarios estadounidenses minimizaron el hecho. El jefe interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración Ken Cuccinelli, de hecho, dijo que TPS no se estaba extendiendo “en absoluto”.

Gracias a Dios se logró

De hecho, trascendió que a los salvadoreños se les permitirá vivir y trabajar sin ser molestados por la policía migratoria hasta enero de 2022, aunque el Departamento de Seguridad Nacional dijo que los permisos de trabajo se extenderán por un año después de «la conclusión de demandas relacionadas con TPS».

Pero Bukele tuiteó: “Decían que era imposible. Que el Gobierno Salvadoreño no podía hacer nada. Pero nosotros sabíamos que nuestros aliados no nos dejarían solos. No quisimos compartirlo antes porque podíamos entorpecer las conversaciones. Pero después de todo, gracias a Dios, el TPS se logró”.

Según Los Angeles Times, la canciller Hill, quien estuvo en Washington para firmar los acuerdos, dijo que a los salvadoreños se les está dando «espacio para respirar» y para poder encontrar una solución permanente “que eventualmente les otorgue la residencia o la ciudadanía”.

Muchos analistas han visto esta medida como una concesión de la administración de Donald Trump al pequeño país centroamericano por apoyar a su gobierno en el intento por disuadir a los migrantes de llegar a la frontera de México con Estados Unidos y tratar de ingresar a este país, aunque la canciller Hill lo haya negado categóricamente.

No se extiende a otros países

Lo cierto es que el pasado mes de septiembre, El Salvador alcanzó un acuerdo con Estados Unidos para recibir a solicitantes de asilo de otros países.

Además, Bukele se ha comprometido con Trump a reducir la migración indocumentada y, entre otras medidas, desplegó una nueva Patrulla Fronteriza con cerca de mil agentes en la frontera con Guatemala.

El Salvador es parte de los países que conforman el Triángulo Norte de América Central (junto con Honduras y Guatemala) de donde procede la mayor cantidad de migrantes que tratan de ingresar ilegalmente a Estados Unidos.

Los salvadoreños bajo el TPS están en Estados Unidos desde 2001. Por lo demás, la extensión a los salvadoreños no significa una solución permanente para los cerca de 450.0000 beneficiarios del TPS de 13 países diferentes, entre ellos Haití, Honduras y Nicaragua.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.