Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Desastre ambiental en Brasil: Estar al lado de los que sufren

BRAZIL
cnbb.org.br
Comparte

El derrame de petróleo en las playas del nordeste de Brasil ha despertado solidaridad y también fuerte respuesta de la Iglesia

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Las imágenes dieron la vuelta al mundo. Incluso, una de ellas, la del niño Everton Miguel dos Anjos en Pernambuco, se hizo viral. ¿La recuerdas? Míralo aquí:

Es que lo acontecido en las playas paradisíacas del nordeste de Brasil debido a la presencia de petróleo a lo largo de más de 2.000 kilómetros ha generado un verdadero sacudón en cuanto a la visual y ambienta.

Sin embargo, más allá de este daño para la “casa común” (Laudato Sí) aparece de fondo otro aspecto para nada menor: el drama de las comunidades pesqueras que ven como la situación ambiental también los afecta directamente su sustento.  

Debido a esto, en los últimos días trascendió una clara intención de la Arquidiócesis de Olinda y Recife de “exigir al gobierno federal mayor asistencia a la comunidad pesquera” y movilizar a fieles para ayudar tanto a voluntarios como al ejército en su trabajo, recuerda un reporte de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, por sus siglas en portugués).

“Nuestra intención como iglesia es estar cerca de los que sufren, conocer sus necesidades y luchar por sus derechos”, expresó el arzobispo Fernando Saburido, a quien se lo pudo apreciar en el lugar hablando con investigadores y pescadores.

“Con la pesca detenida, nuestro sustento termina (…) Ahora que el arzobispo ha conocido la difícil realidad de la comunidad, queremos que hable con el gobierno para ayudar a todos y no solo a algunas personas”, expresó, por su parte, Laurineide Santana, residente de Cabo de Santinho y miembro del Consejo Pastoral de Pescadores.

 

BRAZIL
cnbb.org.br

 

Una campaña a favor de la comunidad

Además de rezar y acompañar a las personas que padecen este desastre ambiental en Brasil, el arzobispo lanzó un video en el que pide a todos los fieles la especial ayuda a través de una campaña de donación de materiales de limpieza y seguridad para la extracción del petróleo, al igual que alimentos para las personas que se ganan la vida con el sustento que le ofrece el mar.

 

 

Respeto a la “casa común”   

Pero no solo ha sido este arzobispo quien se ha expresado sobre el derrame de petróleo en la costa norte, pues la propia CNBB lanzó un comunicado recientemente llamando a una “conversión ecológica profunda e inmediata”, al tiempo de exigir también acciones efectivas tanto para restablecer el equilibrio natural e investigar el origen y las causas de la tragedia ecológica.

“Las manchas de aceite que contaminan tristemente las playas del noreste deben sensibilizar a los corazones a la necesidad urgente: una conversión ecológica profunda e inmediata. Los procesos extractivos que contaminan y matan deben ser monitoreados y debidamente considerados responsables por el poder público, ya que no hay futuro para la humanidad sin el respeto indispensable de la Casa Común”, señalan los obispos a través de un mensaje inspirado en el Sínodo de la Amazonía que finalizó el 27 de octubre en el Vaticano.

“El coraje y la solidaridad de los voluntarios tocan los corazones de todos, especialmente los gobernantes, por lo que la defensa de la vida y el planeta es siempre una prioridad”, concluyen.

La limpieza de las playas a cargo de voluntarios y Ejército en imágenes: 

 

Te puede interesar:
Una extraña y cruda imagen

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.