Aleteia

Bolivia: La protesta se radicaliza y la Iglesia clama “entendimiento y paz”

BOLIVIA
JORGE BERNAL | AFP
Comparte

Dos muertos y decenas de heridos, el balance hasta ahora de las manifestaciones tras las elecciones del 20 de octubre que dieron como vencedor en primera vuelta a Evo Morales

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Bolivia comienza el mes de noviembre en medio de un clima hostil y de violencia. En las últimas horas las movilizaciones contra el cuarto mandato consecutivo de Evo Morales aumentaron y han dejado, hasta ahora, dos personas muertas y decenas de heridos.

Es que a pesar del anuncio del inicio de una auditoría a cargo de la Organización de Estados Americanos (OEA) de los comicios del 20 de octubre -cuestionados con denuncias de fraude y que dieron a Morales el triunfo en primera vuelta-  en varias ciudades del país -entre ellas La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Sucre y Potosí-  se ha exigido la renuncia de Morales.

A través del denominado “cabildo nacional” incluso se pide la realización de nuevas elecciones.

 

 

Lo cierto es que el clima de tensión y los enfrentamientos en las calles sigue creciendo. Como contracara, también hubo muchos ciudadanos en los últimos días que han optado por otro camino: el de la oración, aspecto que ya hemos informado en Aleteia.

 

 

Auditoria “pactada y vinculante”

En las últimas horas, la Conferencia Episcopal Boliviana –que se había manifestado a favor de la segunda vuelta como solución a la crisis política- se volvió a expresar en las últimas horas a través de un comunicado en el que hablan de “entendimiento y paz, desde la verdad y justicia”.

En ese sentido, los obispos insisten en la preocupación por la situación actual y otra vez han pedido el cese de la violencia, además de incentivar entre las partes.

“Nos solidarizamos con el dolor de las familias de las víctimas y elevamos oraciones por su eterno descanso, al mismo tiempo que exigimos a las autoridades que no queden impunes estas muertes y se haga justicia”, indican en el comunicado.

Y de forma inmediata hacen referencia al diálogo basado en la “transparencia y la verdad”.

“Consideramos que una auditoría, realizada en condiciones adecuadas, o sea, una auditoría integral del proceso electoral, pactada y vinculante, podría sentar las bases para un acuerdo y colaborar a la pacificación del país», prosiguen. 

Con respecto a esto puntualizan:

«1.Si la auditoria es integral, tendrá en cuenta todas las etapas del proceso electoral y no sólo el recuento final de los votos.

2.Si es pactada, reconocerá las observaciones y condiciones de todos los involucrados en el proceso.

3.Si es vinculante, todos se comprometen a acatar los resultados y, junto a ellos, las acciones necesarias para restablecer la justicia, si se demuestra que fue vulnerada».

 

 

“Condenamos enérgicamente toda forma de violencia. Es responsabilidad de las autoridades preservar la paz y, de todos, manifestar las demandas en forma pacífica. Por lo tanto, hacemos un llamado vehemente a autoridades y ciudadanos a deponer actitudes”, agregan.

 

BOLIVIA
Te puede interesar:
¡Recemos juntos con Bolivia!

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.