Aleteia

¿Qué pinta el español en Estados Unidos? El Instituto Cervantes va a Los Ángeles

LOS ANGELES
Shutterstock | Sean Pavone
Comparte

El Instituto Cervantes, una organización pública española creada el 21 de marzo de 1991 por el Gobierno de España, ha puesto la mira en consolidar su presencia en Estados Unidos.

No va a la aventura. Estados Unidos, con 60 millones de hispanohablantes, es el segundo país con mayor número de hablantes del español, después de México. También es el quinto país con más hablantes nativos del español (43 millones), detrás de México, Colombia, Argentina y España.

Según el estimado de 2017, cerca de 13.4 por ciento de la población estadounidense mayor de cinco años habla español en sus hogares. Además, hay más de ocho millones de estudiantes de español en la actualidad.

Hasta este momento hay centros del Instituto Cervantes en Nueva York, Chicago, Albuquerque y Harvard. Según dijo en entrevista con la Agencia EFE el director del Cervantes, el poeta granadino Luis García Montero, van ahora por Los Ángeles (California) y más adelante por una Casa Cervantes en Washington D.C.

García Montero destacó en la entrevista que Los Ángeles “tiene una presencia hispánica de verdadera raíz, un ejemplo claro de bilingüismo y de español como lengua nativa”, además de “una dimensión cultural a través del cine y de la tecnología y la ciencia, a través del mundo de la innovación digital que nos interesa aprovechar”.

*Nada de “solo inglés”*

Más allá de desarrollar la riqueza cultural, artística y humanística de la cultura en español, uno de los pilares de la acción del Instituto Cervantes, según García Montero, es apostar “por la ciencia y la innovación tecnológica”.

Hay que tener en cuenta que el español, por ejemplo, es el segundo idioma más utilizado en Twitter en Estados Unidos, y que el español es la segunda lengua más hablada en 43 (de los 50) estados y en el Distrito de Columbia (donde se encuentra la capital, Washington).

La idea de fondo de consolidar español como el segundo idioma con mayor número de hablantes en Estados Unidos, después del inglés, tiene que ver con enfrentar la política de “solo inglés” implantada por la Casa Blanca, al mando de Donald Trump.

Según García Montero, en los últimos años “se ha maltratado, sobre todo, a la inmigración de Centroamérica e incluso se ha querido ofender a esa población en su idioma avergonzando a esa población cuando hablan español”.

Por lo mismo, se debe “potenciar el prestigio de un idioma frente a los que quieren avergonzarnos por nuestro origen”, señaló a EFE García Montero, quien insistió que en la lucha por impulsar este prestigio existe la necesidad de aunar esfuerzos con el resto de los 21 países (con 480 millones de personas) donde el español es lengua oficial.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.