Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconEstilo de vida
line break icon

Separados que se sienten solos ante un proceso de nulidad matrimonial

LONELY

Shutterstock | Joaquin Corbalan P

María Álvarez de las Asturias - publicado el 25/10/19

Muchas personas sufren en soledad durante el proceso de nulidad matrimonial al encontrarse rechazados o, al menos mal mirados, por miembros de sus propias comunidades, parroquias, familias…

Con frecuencia recibo consultas de personas que han pasado por una ruptura matrimonial y tienen muchas dudas sobre la posibilidad de iniciar un proceso de declaración de nulidad.

Pero, antes que con dudas, vienen con temores: les asusta lo que han oído y no saben qué es realmente la nulidad del matrimonio. Esas dudas y temores aumentan por los comentarios que reciben de personas cercanas: “¿Vas a pedir la nulidad? Allá tú y tu conciencia”, expresado en cierta medida como amenaza, dando por bueno que quien inicia este proceso está bajo sospecha.

De hecho, soy testigo de que muchas personas viven estos procesos sufriendo en soledad al encontrarse rechazados o, al menos mal mirados, por miembros de sus propias comunidades, parroquias, familias… que, ante una situación que desconocen, dan un paso atrás y prefieren desentenderse y alejarse “hasta que arregles tu situación” o “se aclaren las cosas”.


MARRIAGE

Te puede interesar:
¿Por qué un matrimonio es nulo?

El desconocimiento

¿Por qué sucede esto?Porque no sabemos qué es realmente la nulidad del matrimonio y aceptamos como válidos algunos mitos sobre el proceso: «¿No se miente siempre en estos casos?»; «¿No es lo mismo que el divorcio?»; «¿Cómo puede, entonces, un católico plantearse un proceso de nulidad?»

Lo cierto es que no. No se miente por sistema ni es “el divorcio de la Iglesia”. La mayoría de las personas que inician un proceso de nulidad lo hacen, precisamente, movidos por una decisión tomada en conciencia: exponer a la Iglesia lo que han vivido, generalmente una unión que ha causado mucho sufrimiento, para que Ella les diga si eso era o no realmente un matrimonio.

Y para poder afrontar el futuro desde esa respuesta, desde la verdad de su situación personal. Por otro lado, ¿quiénes somos nosotros para poner etiquetas y hacer el vacío a una persona que ha pasado por una ruptura y que está en una situación difícil, sea una separación, un divorcio, una nulidad?

¿Cómo dejar de lado a una persona cuando más vulnerable se encuentra y necesita la cercanía de su familia y su comunidad?

Creo que muchas veces estas actitudes de distancia, sospecha, rechazo, se deben a que nos da miedo lo que no conocemos y no sabemos bien qué dice la Iglesia sobre separación, divorcio, nulidad. Sería bueno preguntar y responder a lo que desconocemos y, tener presente que la prioridad es siempre la atención a las personas.


Te puede interesar:
leer más artículos sobre nulidad matrimonial

María Álvarez de las Asturias es abogada, canonista y fundadora del Instituto Coincidir donde acompaña a personas en procesos de nulidad matrimonial.
Tags:
divorciomatrimonionulidad matrimonialparejaseparaciónsoledad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.