Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Una jueza ordena parar una estatua y retirar monumentos a Nuestra Señora en Aparecida

estátua Aparecida
Prefeitura de Aparecida / Divulgação
Comparte

Demanda presentada por una asociación de ateos y agnósticos, que alegaron falta de respeto por el laicismo estatal

Una asociación de ateos y agnósticos presentó una demanda para evitar la construcción de una estatua de la Patrona de Brasil en la ciudad de Aparecida, y para eliminar otros cinco monumentos, ya instalados en rotondas de la ciudad, que evocan episodios milagrosos relacionados con Nuestra Señora Aparecida.

Las piezas fueron elaboradas como parte de las celebraciones por el 300 aniversario del hallazgo de la imagen original de Nuestra Señora de la Concepción en el río Paraíba do Sul, el 12 de octubre de 1717.

En el proceso, la Asociación Brasileña de Ateos y Agnósticos (Atea) denuncia el uso de fondos y espacios públicos para promover una religión particular, la católica, dañando así la secularidad del Estado.

Las obras

La estatua gigante de Nuestra Señora Aparecida fue realizada y donada por el artista Gilmar Pinna. El montaje de la obra se interrumpió y las piezas se pueden ver apiladas en el sitio de construcción, cerca de Via Dutra, que conecta São Paulo con Río de Janeiro.

Con una interpretación que parece más antirreligiosa que secular sobre el concepto de laicismo estatal, los autores del recurso dicen que, incluso si se trata de una donación, la ciudad no puede subsidiar monumentos relacionados con ninguna manifestación de fe.

Prefeitura de Aparecida / Divulgação

En cuanto a los otros monumentos instalados en cinco rotondas en la ciudad, la acusación es el mal uso de los espacios públicos para privilegiar, nuevamente, una religión particular, aunque el proyecto utilizó legalmente recursos del gobierno estatal ya destinados exclusivamente a inversiones turísticas. El turismo religioso, por cierto, además de ser legal, es la actividad económica más importante del municipio.

Prefeitura de Aparecida / Divulgação

 

El Ayuntamiento apelará

En base a la legalidad de las inversiones públicas en turismo religioso, la ciudad de Aparecida ha informado que apelará tan pronto como se notifique oficialmente la decisión judicial.

El alcalde de Aparecida (actualmente apartado de sus funciones), Ernaldo César, emitió la siguiente nota:

Sobre la decisión tomada por el Tribunal de Aparecida, con respecto a las inversiones realizadas por el Ayuntamiento para promover el turismo, debo informar:

1. La existencia histórica de la ciudad de Aparecida, SE DEBE EXCLUSIVAMENTE al hallazgo de la imagen de Nuestra Señora Aparecida, sin la cual no solo la ciudad no existiría, sino también los más de 12 MILLONES DE TURISTAS que visitan la ciudad, no la visitarían anualmente;

2. Al instalar en monumentos PROPIEDADES EXCLUSIVAS del Municipio (y no en áreas donadas a terceros, como alude la decisión), dado que la vocación del turismo en Aparecida es religiosa, el Ayuntamiento buscó crear nuevos itinerarios y ejes turísticos que ya están beneficiando el comercio local y aportando recursos a espacios ubicados fuera del área tradicionalmente frecuentada, contribuyendo así al desarrollo de la ciudad en su conjunto;

3. Los recursos efectivamente invertidos provienen del Gobierno del Estado de São Paulo, PARA UNA INVERSIÓN EXCLUSIVA EN TURISMO, dada la condición de Resort Turístico de nuestra ciudad;

4. Los monumentos turísticos instalados, así como todas las políticas de desarrollo turístico municipal, se llevan a cabo con amplia discusión y aprobación por parte del Consejo Municipal de Turismo y benefician a personas de diferentes creencias religiosas, ya que entre los comerciantes y hoteleros hay personas de fe católica, evangélicos, espiritistas, umbandistas e incluso ateos, que se ganan la vida con el turismo religioso que ha sido vocación de Aparecida durante siglos.

ERNALDO CÉSAR MARCONDES
Alcalde de Aparecida

La decisión judicial

El Ministerio Público manifestó el rechazo de la demanda presentada por la asociación atea, pero la jueza Luciene Ferreira Allemand consideró que la investigación realizada por este organismo, a través de la investigación civil, fue unilateral “y es puramente informativa, destinada únicamente a reunir elementos para el juicio, en su caso, de acción civil pública, por lo que no es necesario establecer lo contradictorio“.

La decisión del juez considera:

“Ciertamente, el Municipio es conocido por albergar el Santuario Nacional y tener un vasto comercio religioso y turístico, lo que fomenta la economía local. Sin embargo, la concesión a una religión específica por parte del Gobierno no se puede permitir, ni se pueden utilizar fondos públicos para la construcción de obras religiosas cuando existen otros destinos importantes”.

La jueza agregó su perspectiva de que la población católica tiene derecho a defender sus intereses, pero no puede “usurpar el espacio [democrático] de todas las demás creencias”.

También notificó al ayuntamiento la “prohibición definitiva” de financiar obras relacionadas con la religión.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.