Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Qué me pongo y qué no para ir a clase

TEENAGE GIRLS
Shutterstock
Comparte

Ciertos principios no pasan de moda y nos recuerdan que la etiqueta y las buenas costumbres son importantes también para los adolescentes

La directora de una escuela del sur de Buenos Aires fue agredida tras negar la entrada al centro escolar a una alumna adolescente al presentarse maquillada y con una vestimenta considerada inapropiada. Los padres de la niña, en lugar de cuestionarse si la imagen de su hija era la adecuada para asistir a clase, participaron en este enfrentamiento.

No es la primera vez que una controversia sobre los códigos de vestimenta en el ambiente escolar se convierte en noticia. Este triste suceso que nos anima a reflexionar sobre la importancia que otorgan a la imagen los adolescentes de hoy y la imperiosa necesidad de ofrecerces una educación estética en esta materia. Lo cierto es que los expertos afirman que el respeto de los códigos de vestimenta establecidos por el Consejo Escolar son beneficiosos para todos, y especialmente para los estudiantes.

Te puede interesar: Expresa tu belleza única con tu forma de vestir

Muchos códigos de vestimenta exigen que la ropa sea modesta para minimizar la distracción y mejorar la propia seguridad de los estudiantes. Esto significa que se cubran zonas del cuerpo como el abdomen o las piernas en caso de usar pantalones cortos o faldas.

También se suele enfatizar que la ropa interior no sea visible, así como tampoco llevar escotes pronunciados. El maquillaje es un elemento que si se utiliza en ese ambiente se sugiere que sea con moderación, colores naturales y nada exagerado.

Las escuelas tampoco permiten palabras o gráficos vulgares u obscenos en la vestimenta, tales como expresiones o acciones sexualmente sugestivas, consumo de drogas, alcohol o tabaco. Esto puede reducir ciertos comportamientos como la violencia o la promiscuidad.

STUDENTS
By Syda Productions| Shutterstock

Si bien no hay una definición de calzado apropiado, los zapatos que normalmente están prohibidos incluyen los que presentan un riesgo como chanclas, zapatos de plataforma o con ruedas con los que difícilmente se puede responder adecuadamente en emergencias.

Los códigos de vestimenta han demostrado también aumentar el rendimiento de los estudiantes al alentarlos a concentrarse más en sus estudios y menos en su vestuario, lo que  promueve un ambiente escolar más serio que enfatiza lo académico como prioridad.

Muchos estudiantes pueden tienen libertad para vestirse pero se les pide que a la hora de elegir pongan en práctica el  sentido común y apuesten por concentrarse en su rendimiento escolar y por su seguridad para minimizar distracciones o actos de violencia y mejorar sus relaciones con sus compañeros y profesores.

Muchas escuelas optan por el uniforme escolar precisamente para intentar evitar situaciones incómodas. Además, con esta medida, se puede ahorrar mucho dinero, ya que habrá menos presión para mantenerse al día con las tendencias y modas costosas e incluso se pueden llegar a reducir los conflictos sociales y la presión de los compañeros que pueden estar asociados con la apariencia física.

El adolescente necesita expresarse, pero marcar límites puede ayudarle a no caer en extremos y a enseñarle la importancia de una apariencia que promueve el respeto; una lección que impacta positivamente no solo su autoestima, sino también su relación con los demás.

Te puede interesar: ​¿Ponerse falda es igualdad?

Te puede interesar: Cómo vestir para la reunión de padres y maestros

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.