Aleteia

El Papa encomendó la crisis de Ecuador a la Virgen y a la intercesión de los nuevos santos

Comparte

Ángelus, Francisco sostuvo seguir con preocupación la crisis en Ecuador tras nueve días de protestas por parte de estudiantes y de las comunidades indigenas en el país.  

Al final de la misa celebrada en el Atrio de la Basílica del Vaticano para la canonización de 5 beatos, el papa Francisco presidió la oración del Ángelus con los fieles y los peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro este domingo 13 de octubre de 2019.

Francisco dijo seguir con preocupación la crisis en Ecuador tras diez días de protestas por parte de estudiantes y de las comunidades indigenas en el país sudamericano. 

“Junto con todos los miembros del Sínodo de los Obispos para la Región Pan-Amazónica (3-27 de octubre), especialmente los de Ecuador, sigo con preocupación lo que está sucediendo en las últimas semanas en ese país”. 

Entretanto, aseguró encomendar a Ecuador a “la oración común y a la intercesión de los nuevos santos Newman, Vannini, Chiramel Mankidiyan, Lopes Pontes, Bays, proclamados hoy en la Plaza de San Pedro).

Asimismo manifestó su dolor por los “muertos y los heridos”. Según BBC, la Defensoría del Pueblo informó el jueves que se registraron al menos 5 muertos, 554 heridos y 929 detenidos en las protestas, si bien desde el gobierno rebajaron la cifra de fallecidos a dos.

El Papa animó “a buscar la paz social, con especial atención a las poblaciones más vulnerables y los derechos humanos”. “Y ahora recurrimos a la Virgen María, un modelo de perfección evangélica, para ayudarnos a seguir el ejemplo de los nuevos santos”, añadió.

Cristianos perseguidos en Siria

El Pontífice también mencionó la situación de Siria, otra tierra martirizada por la violencia y rememoró el dolor de los cristianos que sufren allí. 

“Mis pensamientos van una vez más al Medio Oriente”. En particular, recordó, “la amada y atormentada Siria, de donde llegan noticias dramáticas sobre el destino de las poblaciones del noreste del país, obligadas a abandonar sus hogares debido a acciones militares: entre estas poblaciones también hay muchas familias cristianas”.

“A todos los actores involucrados y a la comunidad internacional, renuevo el llamado a comprometerse sinceramente en el camino del diálogo para buscar soluciones efectivas”, añadió. 

Anglicanos presentes en San Pedro

Por otro lado, el Papa saludó a las delegaciones oficiales de varios países, en particular al Presidente de la República Italiana, Mattarella, y el Príncipe de Gales, Carlos. De hecho, afirmó, “con su testimonio evangélico, estos santos han fomentado el crecimiento espiritual y social en sus respectivos países”.

Entretanto, dirigió “un pensamiento especial a los delegados de la Comunión Anglicana, con profunda gratitud por su presencia”. Se trató de una especial mención debido a la canonización del cardenal Newman (1801-1890), quien fue sacerdote anglicano y pidió entrar a la Iglesia católica, incluso hasta llegar a ser ‘cardenal’ y asesor del papa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.