Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Jorge
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cuándo una niña deja de serlo?

GIRL, LOOK,SKY

Konstantin Tronin | Shutterstock

Cecilia Zinicola - publicado el 11/10/19 - actualizado el 11/10/19

Hay signos que muestran que nuestra hija está dando pasos hacia la adolescencia y hemos de estar ahí para acompañarla

Un día está jugando con muñecas y al siguiente, está pensando en salir sola con sus amigos y depilarse las piernas. Los cambios físicos son evidentes, pero hay otros signos reveladores que muestran que una niña se está convirtiendo en una adolescente.

Más allá de los cambios inherentes al crecimiento esperado, es importante que podamos acompañar a nuestras hijas en esos cambios y enseñarles que nunca pierdan la inocencia, la pureza de corazón y el querer mejorar. Una niña interior que las acompañará siempre.

Emociones fuertes y altibajos

Un signo de cambio es la presencia de sentimientos fuertes y emociones intensas. Estos altibajos emocionales que son repentinos pueden confundirla, hacer que malinterprete expresiones faciales, palabras o el mismo lenguaje corporal.

Las hormonas se disparan y pueden provocar cambios impredecibles en el humor o un llanto sin motivo aparente. A veces solo necesita llorar, expresar frustración y sacar esa emoción fuera. Podemos animarle a hacer alguna actividad física, ya que las endorfinas ayudan a mejorar los estados de ánimo.

Mayor independencia

Otro signo evidente es que necesita y empieza a exigir un espacio físico que antes no estaba tan delimitado. Ya no quiere ser acompañada como antes o pasa más tiempo en su habitación; camina un paso adelante en lugar de hacerlo a nuestro lado y quiere que la acerquemos a algún sitio pero que no entremos con ella.

Su creciente independencia significa que ya no pretende ese acercamiento físico como antes, especialmente con los padres. Esa independencia es respetable, pero eso no implica dejar de comunicarse con ella. Uno puede darle el espacio que necesita, pero no por eso dejar de estar presente o acercarse físicamente con abrazos.

Opiniones personales

Nuestra hija de pronto puede comenzar a discutir, rechazar ideas e incluso expresar su propia opinión. Puede decir algo impactante solo para ver cómo reaccionamos o simplemente para contradecirnos. En esos casos no vale la pena ponerse a la defensiva, sino escuchar respetuosamente mientras se le exige que mantenga el mismo respeto en la conversación.

Cuando tomamos en serio sus opiniones le estamos dando un impulso importante a su autoestima. Puede que estas sean más parecidas a las de sus compañeros que a las nuestras, pero es importante recibirlas. Haciendo esto tenemos la oportunidad de ayudar a mantener abiertas las líneas de comunicación y modelar formas positivas de pensamiento.

Modestia y sentido de la moda

Otro síntoma de cambio es el de una mayor conciencia sobre el pudor. Nuestra hija ya no quiere que entremos en el probador con ella cuando estamos comprando ropa. Busca una privacidad que es respetable y que tiene que saber que otros deben dársela también.

Comienza a querer tomar sus propias decisiones sobre qué ponerse y aumenta su interés por el maquillaje, por la ropa o por los zapatos de tacones altos. Nuestra guía es fundamental para encontrar el equilibrio porque no suele ser una etapa fácil a la hora de dar con las tallas correctas, los modelos acordes a su edad o los zapatos adecuados.

Metas a largo plazo

Un signo claro es cuando nuestra hija comienza a pensar más a largo plazo y a querer establecer metas para el futuro sin que nosotros estemos proponiendo todo el tiempo. Quiere tomar sus propias decisiones, incluso si no entiende las consecuencias de sus acciones.

De repente hay una mayor conciencia sobre el sentido del propósito y comienza a indagar en lo que valora y lo que quiere lograr. Hay una mayor conciencia sobre una misma y lo que le importa. Podemos ayudarle con dirección para que que vaya desarrollando su enfoque.

Tags:
adolescenciacomunicacioninteligencia emocionalmujerniña
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.