Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 28 julio |
Santa Catalina Thomas
home iconEspiritualidad
line break icon

El nombre de Dios: Cuando se respeta y cuando se abusa de él

WIARA, KORONAWIRUS

John Benitez/Unsplash | CC0

Reginaldo Manzotti - publicado el 06/10/19

Descubre el segundo mandamiento de la ley de Dios

El segundo mandamiento de la ley de Dios dice: «No tomarás el nombre de Dios en vano» (Éxodo 20,7).

El nombre del Señor es santo. Es sagrado. Los judíos ni siquiera lo pronunciaban. En lugar de Yahvé decían Adonai, mi Señor. Y lo hacían por respeto.
Por eso el mandamiento dice que no podemos abusar del nombre de Dios. Debemos custodiarlo en la memoria, en un silencio de adoración amorosa.




Te puede interesar:
¿Utilizó la Iglesia católica el término “Jehová” como nombre de Dios?

El segundo mandamiento habla del respeto y del sentimiento ante todo lo que es sagrado. Y lo sagrado debe ser tratado como tal.

A veces hay profanaciones de lo que es sagrado, de lo que es santo. El cristiano está llamado a dar testimonio del nombre del Señor, confesando su fe, defendiendo las enseñanzas de la Iglesia.

San Cipriano de Cartagena tiene una frase maravillosa: «Quien no tiene a la Iglesia por madre, no tiene a Dios por padre«.

El catecismo enseña que el segundo mandamiento prohíbe el uso indebido del nombre de Dios, de Jesucristo y de las cosas sagradas.

Esto se llama blasfemia, un pecado grave contra el segundo mandamiento porque consiste en proferir contra Dios, a nivel interior o exterior, palabras de odio, ofensa, desafío. La prohibición de blasfemar se extiende a todo lo que es divino.

Y Jesús lo expone en el Sermón de la montaña:

Habéis oído también que se dijo a los antepasados: No perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos. Pues yo digo que no juréis en modo alguno: ni por el Cielo, porque es el trono de Dios, ni por la Tierra, porque es el escabel de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran rey. Ni tampoco jures por tu cabeza, porque ni a uno solo de tus cabellos puedes hacerlo blanco o negro. Sea vuestro lenguaje: «Sí, sí»; «no, no»: que lo que pasa de aquí viene del Maligno (Mt 5, 33 ss).


BACK

Te puede interesar:
Hice un juramento a Dios y no lo respeté. ¿Y ahora?

Dios llama a cada uno por su nombre. Por eso el nombre de cada persona es de algún modo sagrado. El nombre es el icono de la persona. Exige respeto en el signo de la dignidad de quien lo lleva. El nombre recibido es un nombre eterno.

En el Reino, el carácter misterioso y único de cada persona marcada con el nombre de Dios resplandecerá en la luz:

«El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias: al vencedor le daré maná escondido; y le daré también una piedrecita blanca, y, grabado en la piedrecita, un nombre nuevo que nadie conoce, sino el que lo recibe» (Apocalipsis 2,17).

El nombre de Dios no ha sido creado para ser dicho, manipulado, usado de modo indebido.

Por ejemplo, poner un nombre de santo a un lugar que después se usa como lugar de explotación de personas, esto hiere el segundo mandamiento.

O usar el nombre de Dios en una mentira, o jurar. Jesús nos ha pedido que no lo hagamos:

«Sea en cambio vuestro lenguaje sí, sí; no, no; lo demás viene del maligno» (Mt 5, 33).

Permanezcamos firmes en vivir nuestra fe bendiciendo y santificando el santo nombre de Dios, como pide el segundo mandamiento.


DONALD TRUMP

Te puede interesar:
¿Se utiliza la religión para buscar votos?

Tags:
blasfemiadiosmandamientosmoralnombrerespeto
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
2
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
3
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
4
Claudio de Castro
Cómo salvar nuestras almas en el último instante
5
Kathleen Hattrup
Posible milagro revelado en fotos exclusivas
6
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
7
ANGEL,CHILD,STATUE
Philip Kosloski
¿Te preocupan tus hijos? Haz esta oración a los ángeles de la gua...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.