Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Tan polémico es el Sínodo para la Amazonia?

SYNOD2018
Antoine Mekary | ALETEIA | I.MEDIA
Comparte

Verdades y falsedades del Sínodo que apenas comienza

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El día 20 de septiembre fue publicada la lista de los participantes a la asamblea especial del Sínodo de los Obispos para la Amazonia. Además de todos los obispos diocesanos y auxiliares del área panamericana, que envuelve a nueve países, también otros obispos de América y de otras partes del mundo fueron incluidos, además de peritos e “invitados fraternos” de otras iglesias cristianas no católicas, que actúan en la Amazonia. En total, serán más de 180 los miembros de esa asamblea sinodal, que abrirá el papa Francisco el próximo 6 de octubre en el Vaticano, y se llevará a cabo hasta el día 27 de octubre.

Se trata de una asamblea “especial” del Sínodo de los Obispos, y eso significa que su tema habla de una cuestión local o en un ambiente geográfico y eclesial restringido, no universal, de la actuación de la Iglesia. En este caso, se trata de la Amazonia. No es la primera asamblea especial del Sínodo de los Obispos. En preparación del gran jubileo del inicio del tercer milenio cristiano, fueron realizadas diversas asambleas continentales, que también han sido especiales. Para el Oriente Medio, fueron realizadas hasta dos asambleas especiales.

No debería extrañar, por lo tanto, que el papa Francisco haya convocado una asamblea especial del Sínodo de los Obispos para tratar la vida y la misión de la Iglesia en la gran Amazonia. ¿Cómo, entonces, explicar tanta polémica sobre el Sínodo para la Amazonia? Varias explicaciones son posibles. El primer motivo se refiere a la naturaleza de esa asamblea eclesial. Algunos entienden que se trata de una reunión con objetivos políticos o geopolíticos, tal vez hasta para desestabilizar la soberanía de los países del área geográfica sobre sus respectivos territorios. Eso, sin embargo, es una gran fantasía y falsedad. Si alguien tuviera ese tipo de proyecto, no es ciertamente el papa Francisco, ni la Iglesia católica. Quedémonos bien tranquilos a ese respecto.

Otros tal vez piensan que la asamblea del Sínodo sea una especie de reunión decisoria sobre una serie de cuestiones religiosas y no religiosas. Aquí es necesario esclarecer que no se trata de eso. Las asambleas del Sínodo de los Obispos son siempre consultivas y no tienen poder para tomar decisiones. El Papa convoca una asamblea del Sínodo para oír y consultar sobre un determinado asunto relacionado con la vida y la misión de la Iglesia. Al final del proceso de consulta y reflexión, la asamblea entrega al Papa el fruto de esa reflexión en forma de “propuestas”. El Papa, después, da su palabra de autoridad sobre el tema a través de un documento conocido como Exhortación Apostólica post sinodal, o por medio de otro tipo de documento.

También otros están difundiendo, incluso en el seno de la comunidad católica, sospechas y falsedades sobre este Sínodo. Es una pena que eso suceda y sería bueno informarse bien, antes de emitir juicios irrazonables. Hay incluso quien diga que el Sínodo va a abolir el celibato sacerdotal, autorizar la ordenación de mujeres para el ministerio sacerdotal o transformar la tierra, la naturaleza y el bosque en una especie de “divinidad”, desviando la recta fe católica y apostólica. También hay quien ya grita en los medios de comunicación que se trata de un “sínodo herético” o “maldito”. Vamos a ver, con mucha calma y no prestemos oídos a esos profetas apocalípticos, difusores de teorías de la conspiración y promotores de pánico en el seno de la Iglesia. Finalmente, ¿con qué autoridad y responsabilidad están hablando de eso? ¿A quién queremos dar crédito en la Iglesia? No nos dejemos atraer por brujas de lengua afilada y por predicaciones de “caballeros solitarios”, sin comunión con la Iglesia, que se proponen como salvadores de la Iglesia. Quedémonos con los obispos que, en comunión con el papa Francisco, tienen el deber de velar por la vida y la misión de la Iglesia.

Invito a rezar por el buen éxito del Sínodo para la gran Amazonia y acompañar las reflexiones eclesiales que serán hechas, en vista de un discernimiento sereno sobre la vida y la misión de la Iglesia en esa gran e importante región de América del Sur. La reflexión se refiere: a) a la presencia y al desempeño aún insuficiente de la propia Iglesia en Amazonia; b) al hombre amazónico, indígena, mestizo, ribereño y urbano y su situación en esa región; c) al ambiente (“casa común”) de la Amazonia, amenazado por diversos factores y agentes, y en relación al cual la Iglesia también tiene la misión de anunciar la Buena Nueva de la salvación.

Cardenal Odilo Scherer

(Publicado en O SÃO PAULO, en la edición del 25/09/2019)

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.