Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Jessica, novia embarazada de 6 meses, muere camino al altar. ¡La niña se salvó!

Jessica Guedes
Comparte

San Paolo, Brasil. Muere por un ictus causado por gestosis pocos minutos antes de casarse con su Flavio. El fruto de su amor, sin embargo, está vivo: ¡nació con una cesárea de emergencia la pequeña Sophia!

Cuando leí la historia de esta novia en Il Messaggero lo primero que pensé fue: una semilla de vida en el terreno árido de la muerte. Sí, porque la pequeña que la enfermera Jessica Guedes, 30 años, llevaba en su vientre nació gracias a una cesárea de emergencia y se salvó, a pesar de que su madre ya no esté. Murió unos minutos antes de cruzar el pasillo de la iglesia en San Paolo, Brasil, donde le habría prometido frente a Dios amor eterno a su novio, el bombero teniente Flavio Gonçalvez, 31 años. Con cuánta emoción él la estaría esperando: los ojos brillantes, el rostro un poco tenso, arreglando su corbata y el tic continuo de mirar el reloj.

“Baby estoy aquí”

Flavio está esperando ansioso mientras su Jessica, aparentemente saludable, muestra las primeras señales de malestar en la limousine que la estaba acompañando a la iglesia. No es un ataque de pánico, como creen al principio los familiares, porque esas molestias cada vez más intensas, vértigos y dolores en el cuello, son los síntomas de la gestosis, un síndrome complejo y peligroso que se puede manifestar durante el embarazo.

Una pariente le avisa al esposo de la indisposición de su prometida y corre afuera para ayudarla. Son momentos trágicos.

Estaba preocupado porque esperaba en el altar y estaba tardando mucho en entrar. Su prima corrió y me dijo que se había desmayado. Abrí la puerta del coche y ella estaba tendida pero recobró el conocimiento para hablar conmigo. “Baby estoy aquí”. Respondió que todo estaba bien, pero que tenía un fuerte dolor en la parte posterior del cuello. En ese momento, me volví un socorrista, como lo he sido durante siete años con los Bomberos. La saqué de la limousine, empecé los primeros auxilios y le pedí ayuda a mis amigos bomberos que estaban ahí de invitados (Il Messaggero).

Aquí puedes ver el video, de Inside Edition, donde se muestran algunas imágenes de la pareja:

Cesárea de emergencia

La mujer es llevada de emergencia al hospital y luego transferida a un reparto privado. La situación es gravísima: un ictus causado por gestosis y hemorragia interna. Los médicos proceden a realizar una cesárea de emergencia para salvar a la niña de 29 semanas. Así nace Sophia y su madre, declarada cerebralmente muerta, se va al cielo poco después de la intervención.

Se fue después de haber dado a luz a su niña… y me resuena en la cabeza el pasaje del Evangelio de Juan:

(…) Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto. (Jn 12,24)

Recaudación de fondos para Sophia

La recién nacida pesa ni más ni menos que un kilo y mide 34 centímetros, está bien y es internada en terapia intensiva neonatal donde estuvo al menos dos meses. Los colegas de Flavio empezaron una recaudación de fondos para sostener los gastos médicos de Sophia y sorprendentemente los donativos en unas pocas horas excedieron la cifra fija en un 180% (Corriere).

En el video a continuación, el nuevo padre, triste, aturdido pero alegre por el nacimiento de su primogénita, le canta una dulce canción de cuna. No cualquier canción, sino la que debería haber acompañado a Jessica en su camino hacia el altar.

Sophia quiere decir sabiduría pero ella es la Esperanza

Jessica y Flavio: jóvenes, bellos, luminosos. Las sonrisas como girasoles que acaban de florecer, las miradas de quien sueña con compartir un viaje maravilloso e inesperado juntos. La boda, la luna de miel, la llegada de su hija. En cambio, la muerte llega sin piedad. ¿Todo desaparece? Creemos que no, porque el fruto de su unión, su hija predilecta nació y quién sabe ¡cuánto amor le dará al mundo!

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.