Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los 979 africanos “apátridas” que esperan una solución en México, o en dónde sea

MIGRANTS
QUETZALLI BLANCO | AFP
Comparte

Llevan más de un mes durmiendo, literalmente, en la calle. Ni siquiera son admitidos en la Estación Migratoria Siglo XXI, en la ciudad de Tapachula (Chiapas), limítrofe al sur de México con Guatemala.

Antes de salir a buscarse la vida en el continente americano, algunos, la mayoría, eran ciudadanos de República Democrática del Congo y de Camerún y de otros países de África (en conflicto interno).

Hoy, el Instituto Nacional de Migración (INM) de México los ha considerado como “apátridas”. La razón es que sus respectivas embajadas en el país norteamericano simplemente “no han contestado”.

Primero, llegar a Estados Unidos

Lo que buscan, primero, es llegar a Estados Unidos. Si no se puede, quedarse a vivir en México. De acuerdo con los abogados que los amparan, tienen derecho a residencia permanente al no ser reconocidos por ningún otro país.

Hasta hace poco tiempo, los migrantes de otros continentes, al llegar a México se entregaban a las autoridades migratorias del país. En la Estación Siglo XXI eran detenidos y luego se les extendía un permiso de estancia de 20 días para abandonar México, lo que aprovechaban para cruzar el territorio mexicano e internarse en Estados Unidos.

A partir del pasado 10 de junio las cosas son distintas. Al dejar Siglo XXI, los migrantes extra continentales o regularizan su situación o salen de México por el sur, a Guatemala. Sin embargo, los “apátridas” pueden pedir su residencia en condición de refugiados.

Desesperados

Hasta el momento, los 979 africanos no han recibido respuesta de las autoridades migratorias mexicanas. Siguen en el limbo. Nadie les hace caso, ni siquiera en las representaciones consulares o las embajadas de sus países de origen,

Según informa el portal Animal Político, los seis primeros meses del año un total de 3.712 migrantes de origen africano fueron registrados ante el INM.

Desde agosto instalaron tiendas de campaña en el exterior de Siglo XXI y protagonizaron diversas protestas. “Estamos desesperados. Nadie nos hace caso. No nos dan ninguna solución”, dijo Esteban Azu, migrante camerunés, en conversación con Animal Político.

Un nuevo Calvario

La tensión en el exterior de la Estación Migratoria Siglo XXI se incrementó en las últimas jornadas. Los migrantes, desesperados, prevén retomar las protestas en caso de que el INM no expida los documentos que les permitan continuar su camino hacia Estados Unidos.

Donde les esperaría otro calvario. Pero, lo han dicho en voz alta, todo es mejor que volver a sus países. La mayor parte de los refugiados africanos vienen de situaciones de guerra intestina. Y se han encontrado con la violencia de la indiferencia.

En el microcosmos de Tapachula, el drama de los refugiados de todo el mundo, en pleno.

*Con información de Animal Político*

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.