Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

99 años de “los novios de la muerte”

LEGIONARIOS
Shutterstock | klublu
Comparte

Recordamos una de las estampas más tradicionales de la Semana Santa española

El 20 de septiembre de 1920 Marcelo Villeval Gaitán se alistaba a la Legión Española. Desde ese día quedaba fundada esta fuerza militar española que todos los años conmociona al mundo entero con el momento de la salida en procesión del Cristo de Mena en Málaga.

Bien merece la pena ver lo que sucede año a año. La Legión Española cantando su tradicional “El novio de la muerte”


LETRA DE ‘EL NOVIO DE LA MUERTE’

Nadie en el Tercio sabía

quien era aquel legionario

tan audaz y temerario

que a la Legión se alistó.

Nadie sabía su historia,

más la Legión suponía

que un gran dolor le mordía

como un lobo, el corazón.

Más si alguno quien era le preguntaba

con dolor y rudeza le contestaba:

Soy un hombre a quien la suerte

hirió con zarpa de fiera;

soy un novio de la muerte

que va a unirse en lazo fuerte

con tal leal compañera.

Cuando más rudo era el fuego

y la pelea más fiera

defendiendo su Bandera

el legionario avanzó.

Y sin temer al empuje

del enemigo exaltado,

supo morir como un bravo

y la enseña rescató.

Y al regar con su sangre la tierra ardiente,

murmuró el legionario con voz doliente:

Soy un hombre a quien la suerte

hirió con zarpa de fiera;

soy un novio de la muerte

que va a unirse en lazo fuerte

con tal leal compañera.

Cuando, al fin le recogieron,

entre su pecho encontraron

una carta y un retrato

de una divina mujer.

Y aquella carta decía:

“…si algún día Dios te llama

para mi un puesto reclama

que buscarte pronto iré”.

Y en el último beso que le enviaba

su postrer despedida le consagraba.

Por ir a tu lado a verte

mi más leal compañera,

me hice novio de la muerte,

la estreché con lazo fuerte

y su amor fue mi ¡Bandera!

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Aleteia Image Department
Un “raro” Domingo de Ramos
Aleteia Image Department
El luto del Vaticano
Aleteia Image Department
“Talitá kum”
Aleteia Image Department
Un Ángelus histórico
Aleteia Team
Vuela, vuela
Aleteia Team
Éxodo
Aleteia Team
La estrella
Aleteia Team
¿Vida salvaje?
Aleteia Team
AMOR
Alvaro Real
En volandas
Aleteia Image Department
La mayor procesión del mundo
Aleteia Image Department
¿Dónde está el Papa?
Aleteia Team
¡Unidos!
Aleteia Team
¿Lo ves?
Aleteia Team
Arde California