Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 29 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

El secreto para morir bien según san Roberto Belarmino

MAN, DEATH, BED

Photographee.eu | Shutterstock

Philip Kosloski - publicado el 17/09/19

Belarmino creía que hay un "arte" particular en bien morir que nos permite realmente "descansar en paz"

Por mucho que tratemos de evitar o «engañar» a la muerte, prolongando nuestras vidas tanto como sea posible, la muerte llegará a tocar a nuestra puerta lo suficientemente pronto. Es ineludible en este mundo, por lo que la pregunta no es si moriremos, sino cómo moriremos.

La muerte es algo que nos puede llegar inesperadamente, pero eso no significa que no podamos prepararnos para ella.

Muchos de los santos trataron de vivir todos los días como si fueran el último, y se prepararon para la muerte todos los días. Para ellos, la muerte siempre estaba a la vuelta de la esquina y la recibieron con los brazos abiertos.

En una línea de pensamiento similar, san Roberto Belarmino escribió un libro en 1619 sobre El arte de morir bien. Detalla lo que creía que era la clave para prepararse para la muerte, no solo cuando la muerte es inminente, sino más importante: cuando tenemos buena salud.

Belarmino reiteró una frase popular que se ha transmitido a lo largo de los siglos:

«El que vive bien, morirá bien«.

Continúa explicando:

«Debemos reconocer que es muy peligroso disuadir hasta la muerte nuestra conversión del pecado a la virtud: mucho más felices son los que comienzan a cargar el yugo del Señor» desde su juventud, como dijo Jeremías».

No podemos posponer cambiar nuestras vidas hasta que seamos viejos, debemos comenzar a hacerlo hoy. Belarmino reitera este hecho diciendo: «Esta primera gran verdad ahora permanece establecida, que una buena muerte depende de una buena vida«.




Te puede interesar:
Oración de santa Teresa para prepararse para morir

Curiosamente, Belarmino continúa explicando que si deseamos morir bien, primero debemos morir al mundo.

Para que podamos vivir bien, es necesario, en primer lugar, que muramos al mundo antes de morir en el cuerpo. No podemos comenzar a vivir para Dios, a menos que primero muramos al mundo.

¿Qué significa esto?

El Nuevo Testamento está lleno de referencias a morir a nuestro pecado, para que podamos vivir en Jesucristo. Debemos sumergirnos en la muerte del bautismo para que podamos resucitar a una nueva vida. Si deseamos vivir bien, primero debemos morir a nuestras formas pecaminosas.

Además de vivir una vida de virtud, una clave central para morir bien es separarse de todas las cosas terrenales. Esto requiere un reconocimiento de que cualquier riqueza que una persona pueda poseer no es para su propio beneficio personal y que solo es un administradora de tales riquezas.

Belarmino explica:

«Todo hombre rico de este mundo debe reconocer que las riquezas que posee … no son suyas: que si se adquieren con justicia, él es solo el administrador de ellas».

Esto a menudo es difícil de poner en práctica ya que la riqueza puede fácilmente generar un sentido de posesión egoísta. Queremos mantener nuestro dinero y cosas materiales para nuestro propio beneficio y no compartirlas con otros.

Sin embargo, una verdadera comprensión cristiana de la riqueza es que es un regalo dado por Dios para el bien de todos. Solo somos administradores de ese don y tendremos que proporcionar una cuenta de nuestra administración al final de nuestra vida en la tierra.




Te puede interesar:
Papa Francisco: Las tentaciones del cristiano, riqueza, vanidad y orgullo

A medida que avanzamos en nuestra vida cotidiana, recordemos que la muerte está cerca, y si deseamos morir bien, primero debemos vivir bien.

Mira aquí algunos de los remordimientos más recurrentes en el momento de la muerte:

Tags:
muertepreparación
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.