Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Emociónate con la renovación de la consagración de estas religiosas no videntes

BLIND
Obispado de Lomas de Zamora
Comparte

No pueden ver, pero acariciaron a Jesús y María con tanto amor que la gente se conmovió al verlas

María Antonia, Margarita, y Virginia, Hermanas Sacramentinas No Videntes, cumplieron 25 años de vida consagrada. Son tres religiosas miembros de la familia de Don Orione, como describía el santo, “flor ante el trono de la Santísima Virgen, para que Ella misma, con sus benditas manos, la ofrezca a Jesús Sacramentado”.

En su aniversario, las hermanas fueron reconocidas por la Iglesia local en la que sirven, Lomas de Zamora, durante la Misa por el Día de la Vida Consagrada. El Obispo de esa diócesis Jorge Lugones les reconoció su “entrega de tantos años” a la adoración al Señor en la Eucaristía, “carisma que nos ayuda a trascender y enriquece la Iglesia”.

Durante la emotiva ceremonia, las religiosas no videntes renovaron ante la imagen de la Virgen María el ofrecimiento de sus vidas. Lo hicieron viendo a María Santísima y al niño Dios con sus manos, acariciándolos y contemplándolos, aún sin verlos, con un amor inmensurable que conmovió a todos los presentes y podemos compartir en este video.

Gentileza: Obispado de Lomas de Zamora

Las Hermanas Sacramentinas no Videntes se distinguen por llevar un hábito blanco, simbolizando la pureza y la vida, un escapulario rojo connotando el amor y la sangre de Jesucristo, y una hostia bordada sobre el pecho.

San Luis Orione estaba convencido de que además de las vocaciones que se entregaban a los más necesitados, debían existir también aquellas que rueguen a Dios para la fecundidad de esa misión. En particular, esta rama se distingue por ofrecer además de la vida por Cristo Eucaristía, el dolor de no poder ver a aquel por el que se da la vida.

De las cuatro primeras hermanas no videntes en Tortona, en 1927, la vocación fue naciendo en nuevas fronteras en Europa, África y América. En la Argentina están presentes desde 1952, en el predio del Cottolengo Don Orione, de Claypole. Una de las sacramentinas fundadoras en el país es la hermana María Fe, que sigue transmitiendo el carisma a las más jóvenes.

En la comunidad del Cottolengo no se puede decir que son las más queridas, porque allí a todos se quieren por igual. Fundado por el mismo Don Orione, hoy atiende a más de 350 residentes discapacitados que habitan algunos de los 14 hogares dentro del predio 65 hectáreas. Es un auténtico oasis de amor cristiano en cada rincón. Pero acercarse a su vocación provoca algo especial y no hay dudas.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.