Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Colombia ya tiene su catedral más grande: Aquí 14 cosas que debes saber

VALLEDUPAR
diocesisdevalledupar.org
Comparte

En Valledupar se consagró la nueva catedral del Santo Eccehomo en homenaje a un nazareno venerado desde la Colonia y cuya devoción es popular en el norte del país

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El Eccehomo, imagen de madera, al parecer originada en la escuela quiteña, es conocido en la devoción y la cultura popular de la región de Valledupar desde 1533. Una leyenda señala que su autor fue un enigmático hombre que llegó a este lugar, se encerró en una habitación y pidió un vaso de agua y un pan. Luego de varios días los lugareños entraron a la pieza, no encontraron al artista, pero sí el agua y el pan —que estaban intactos— y una hermosa imagen de más o menos 1.5 metros de altura.

Para los fieles y sacerdotes que la vieron por primera vez no hubo dudas de que se trataba del Jesús de Nazaret presentado al pueblo por Poncio Pilatos con una despectiva frase en latín: “Ecce homo” (“He ahí al hombre”). Desde ahí la Iglesia local y los fieles empezaron a llamarlo el Santo Eccehomo, el Eccehomo y Jesús Eccehomo.

 

VALLEDUPAR
diocesisdevalledupar.org

 

La devoción creció durante siglos hasta el punto de que todos los lunes de cada Semana Santa, la imagen sale de la iglesia de la Inmaculada y recorre las calles de la ciudad. Cargado por personalidades de la región, el Eccehomo va hasta la plaza principal y llega hasta una tarima popular en la que tradicionalmente se celebra el famoso Festival Vallenato, y en donde se le rinden honores en acordeón, el instrumento que identifica a la región.

Otras leyendas afirman que en algunas ocasiones la imagen suda de manera copiosa y que ese líquido tomado por los devotos y frotado en el cuerpo de personas enfermas sirve para sanarlas milagrosamente. También se asegura que a veces el Cristo, molesto por alguna situación, “adquiere un peso inusitado” y se niega a salir en procesión desde su templo.

El Eccehomo es tan popular que presidentes de la República, políticos, empresarios, deportistas y artistas populares lo visitan para agradecerle o pedirle favores. Grandes artistas vallenatos —denominación que alude a la música de acordeones originaria de la región del Valle de Upar— lo mencionan en sus cantos. Entre ellos están los famosos Carlos Vives, Diomedes Díaz, los Hermanos Zuleta y Jorge Oñate.

La Catedral del Santo Eccehomo es una hermosa e imponente realidad. Aleteia destaca catorce puntos clave de este formidable expresión de fe, cultura y turismo religioso. Haz click en la galería y descubre cuáles son: 

 

 

El mensaje del obispo Óscar José Vélez Isaza al presentar ante más de cinco mil fieles la nueva catedral fue muy diciente: “La Iglesia no inaugura un templo, sino que lo consagra, es decir, lo preserva a Dios para que Él tome posesión entera”.

 

Más imágenes de la consagración aquí:

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.