Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Papa explicó porque visita religiosamente ícono de la Virgen y el Niño en Roma 

Comparte

El Pontífice compartió sus emociones tras llegar apenas anoche del 31 viaje apostólico a Mozambique, Madagascar y Mauricio (4-10 de septiembre)

El papa Francisco explicó que siempre, antes y después de cada viaje apostólico, realiza un gesto de devoción mariana. “Con la Virgen (María) voy seguro”. Lo dijo hoy, miércoles 11 de septiembre, durante la audiencia general en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

“Anoche regresé del viaje apostólico a Mozambique, Madagascar y Mauricio (4-10 de septiembre)”. Así, ha compartido sus emociones vividas durante su periplo por tres países de África como “peregrino de paz y de esperanza”.

Francisco explicó algo que se ha vuelto una pía tradición en su pontificado antes de iniciar cada viaje internacional; la visita al icono bizantino de la Virgen y el Niño, la Salus Populi Romani (Protectora del Pueblo Romano), que se encuentra en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma.

Antes de iniciar un viaje y al regreso, voy siempre a encontrar la Virgen, la Salus Populi Romani, para que sea ella a acompañarme en el viaje como madre, a decirme lo que tengo que hacer, a cuidar mis palabras, mis gestos, con la Virgen voy seguro”, sostuvo el Obispo de Roma, quien agradeció también a todos los involucrados en la organización de su cuarto viaje a África. 

Mozambique

En Mozambique, dijo, haber deseado “esparcir semillas de esperanza, paz y reconciliación en una tierra que ha sufrido un largo conflicto armado y recientemente ha sido golpeada por dos ciclones”.

El Papa agradeció a la Comunidad de San Egidio que ha “trabajado tanto por este proceso de Paz”.

“He animado a las autoridades locales, a los jóvenes y a todos los habitantes para que sigan trabajando por el bien común y difundiendo la amistad social”. 

En el Hospital Zimpeto, en las afueras de la capital Maputo, subrayó que le impresionó ver a los enfermos de AIDS/HIV ser tratados como “lo más importante” para los operadores sanitarios que “trabajaban como hermanos por el pueblo”, incluso pertenecen a diversas religiones. Destacó que en el hospital administrado por la comunidad católica “el director es una brava mujer musulmán”.

Madagascar

Luego, rememoró que Madagascar, es un país “con enormes recursos naturales, pero marcado por la pobreza, los he apoyado para que todos juntos puedan superar la adversidad y construir un futuro más justo y desarrollado”. 

“Como signo profético he visitado la “Ciudad de la Amistad” –Akamasoa, en la que se trabaja por la dignidad de los más necesitados y la educación de los jóvenes. Además he encontrado a las religiosas contemplativas, a los obispos, a los sacerdotes y consagrados, y he celebrado la Misa dominical junto al pueblo fiel que camina en aquella tierra”. 

Mauricio

Asimismo, recordó su visita a Mauricio, una isla que integra diversas etnias y culturas. “He agradecido a las autoridades el compromiso por armonizar las diferencias en favor de un proyecto común, animándolos a seguir con ese mismo espíritu de acogida y favoreciendo la vida democrática”. 

Por último, saludó cordialmente a los peregrinos y les invitó a rezar por los frutos de este viaje apostólico, para que “el Señor siga sosteniendo a los habitantes de Mozambique, Madagascar y Mauricio, y a la Iglesia conceda la valentía de seguir llevando el consuelo y la alegría del Evangelio. Que Dios los bendiga”. 

https://twitter.com/AleteiaES/status/1171391730110861312

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.