Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

#BreakTheChains: Sacerdote inspira revolución anti porno en Twitter

FATHER CASSIDY STINSON
Comparte

Empezó a rezar diariamente por aquellos que luchan para superar su adicción a la pornografía y su intención se propagó como el fuego

El padre Cassidy Stinson (también conocido como @TheHappyPriest) es un sacerdote recién ordenado de la Diócesis de Richmond, Estados Unidos, aficionado a los medios sociales. Convencido de que hay valor en la edificación de la comunidad digital, dedica una considerable cantidad de tiempo y energía a la buena gestión de perfiles sociales.

El 27 de julio, publicó el siguiente tuit: 

Quizás para algunos este enfoque tan directo parezca ser una mera ocurrencia, pero el padre Cassidy explica: “No dejaba de percibir patrones. Muy pronto desde mi nombramiento descubrí que este pecado sería una parte particular de mi ministerio como confesor. Para muchos jóvenes, la pornografía es un problema importante, pero nadie habla de ello. El sentido de aislamiento no hace sino intensificar sus desafíos”.

En una encuesta de 2016, el Grupo Barna informó de que el 64 % de los jóvenes (entre 13 y 24 años) buscan pornografía en Internet una vez a la semana o más. Para el padre Cassidy, esa estadística no es ninguna sorpresa. Según afirma: “Nadie está hablando sobre algo que es endémico. Si otros pecados supusieran un problema tan grande, estaríamos tomando mayores medidas. Pero como hay tantísima vergüenza ligada a la visión de pornografía, nadie quiere abordar el tema”.

De modo que el padre Cassidy empezó a hablar de ello, o mejor dicho, a tuitear. “Quiero empezar una conversación –insiste–. Internet puede ser un lugar para el diálogo”. En su opinión, “la clave está en llevarse el aislamiento y la desesperación en que caen las personas. Espero que las personas que descubran #BreakTheChains [Rompe las cadenas], puedan ver que no todo es malo en los medios sociales. Los medios sociales pueden ser un vehículo para el crecimiento en santidad. La Familia Paulina me ha convencido de ello”.

La importancia de emplear los medios para difundir noticias positivas y ayudar a otros cristianos a levantarse fue una idea impulsada por el beato Santiago Alberione, fundador de la Sociedad de San Pablo y las Hijas de San Pablo. La admiración del padre Cassidy hacia Alberione y la Familia Paulina lo condujo a involucrarse cada vez más en la evangelización a través de los medios de comunicación y sociales.

Aunque el diálogo y la construcción de la comunidad son importantes, la oración está en el corazón del movimiento #BreakTheChains. “Desde el primer día, las personas empezaron a hacer peticiones de oraciones y algunas personas empezaron a compartir sus propias historias –explica el padre Cassidy–. Ha empezado a construirse y compartirse una nueva confianza. Las personas han confirmado en repetidas ocasiones que disponer de una comunidad con la que rezar es la mayor ayuda que hayan tenido nunca”.

El padre Cassidy dice que hay una necesidad seria de oración en este ámbito. “Durante mucho tiempo reflexioné sobre cuánto quería comprometerme públicamente a rezar por esta causa. La idea general era, básicamente, crear un vehículo para que las personas hicieran suyas las oraciones. #BreaktheChains aporta a las personas un lugar y un lenguaje comunes para compartir su oración. Las gente contribuye al movimiento con sus oraciones de muchas formas: el Rosario, el breviario, sus propias oraciones diarias, los Salmos, ¡alguien incluso escribió una novena!”.

Para el padre Cassidy, el arma más poderosa que tenemos, además de las gracias de los sacramentos, es la intercesión de la Virgen María. Él considera que sus oraciones son poco menos que esenciales para crecer en pureza. El padre Cassidy recuerda: “En mi primer semestre de seminario, me uní a Angelic Warfare Confraternity. Fue entonces que empecé con el hábito de rezar 15 Avemarías todos los días por la pureza. Al compartir imágenes del Rosario, quería compartir esa dedicación a ella”.

Para construir un hábito de oración hay que empezar poco a poco. El padre Cassidy explica que “cuando hablo con las personas individualmente, intento animarles para que recen una decena. Tres minutos de permitir entrar a Nuestra Señora en tu interior pueden marcar una gran diferencia”.

En última instancia, #BreakTheChains aspira a ayudar a las personas a sanar. Según declara el padre Cassidy: “Quiero ver a la gente rezar con dedicación por la sanación en nuestra cultura. Este es el tipo de cosas que solamente se eliminan con oración y ayuno”.

Sin embargo, los consumidores de pornografía no son las únicas víctimas. El padre Cassidy sostiene que tenemos que rezar por las personas implicadas en la creación de medios que conducen a la gente hacia la tentación. “Mi mayor intención actualmente es por la redención y conversión de quienes están en la industria pornográfica –afirma–. Las oraciones por reparación y sanación ayudarán a redimir las heridas que han causado”.

Puedes seguir al padre Cassidy en Twitter o unirte al movimiento #BreakTheChains, así como escuchar un episodio de podcast que el sacerdote ha grabado sobre este asunto.

El padre Cassidy también mencionó el valor de unirse a Angelic Warfare Confraternity, una sociedad de oración bajo el patronazgo de santo Tomás de Aquino, dependiente de los dominicos. Puedes encontrar más información sobre esta cofradía aquí. 

Además, recuerda rezar por las gracias de pureza en tu propia vida. Tal y como nos recuerda el padre Cassidy, ¡la intercesión de la Virgen María es especialmente poderosa!

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.