Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El respeto a la Iglesia durante la campaña electoral argentina

MACRI
@PrensaCEA
Comparte

Voces parlamentarias que atacaron a la Iglesia y a los católicos durante meses en el Parlamento, hoy al menos, parecen llamadas al silencio, y observan cómo sus líderes buscan el diálogo con la Iglesia.

Una de las primeras visitas que programó Alberto Fernández en su agenda tras ser el candidato más votado en las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) fue a la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal. Al poco tiempo, la misma comisión visitó al presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada. Ahora es el candidato Roberto Lavagna, tercero, quien resaltó la importancia que puede tener la Iglesia católica para una mesa de consenso que ayude a superar la crisis argentina.

En este tiempo de la patria, se necesita un diálogo eficaz y del cual participen todos los sectores, habían expresado los obispos argentinos, quienes tras dialogar con el mandatario y candidato a la reelección reiteraron: “En este tiempo es necesario que se pueda mirar más allá de la coyuntura, y que la campaña electoral no impida poner la mirada en las necesidades urgentes de muchos ciudadanos”.

En una entrevista televisiva con Net Tv, Lavagna volvió sobre una idea que ya había expresado meses atrás: el rol de la Iglesia en la pacificación del país. En una mesa que genere confianza y consensos para que el país pueda salir adelante, expresó que debiera estar representada la sociedad en su conjunto: “Esa mesa en la que haya empresarios, sindicalistas, los distintos credos, en particular la Iglesia católica. De ahí puede surgir un conjunto”. “La Iglesia tendrá un rol central en la pacificación del país; será muy parecido al Diálogo Argentino en 2002. Amplio y profundo. La Iglesia y los credos fueron centrales en el Diálogo”, había señalado meses atrás a La Nación el exfuncionario cercano a Lavagna Rodolfo Gil.

 

CEA
@PrensaCEA

 

Por su parte, el candidato del Frente NOS Juan Gómez Centurión acercó al presidente de la Conferencia Episcopal sus compromisos electorales desde una visión “trascendente de la vida”, a la que se compromete a defender desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, y cuidar, asegura, en todas sus etapas, y su oposición “a la cultura del descarte”. Será recibido junto con la candidata a vicepresidente Cynthia Hotton el próximo martes en la Conferencia Episcopal Argentina.

En sus distintas reuniones, los obispos expresaron no solo las expectativas de la Iglesia para el futuro, sino a partir de la labor en todo el país, su especial preocupación por la situación social actual, independientemente de la coyuntura electoral. Y en recientes comunicados, tanto la Comisión Episcopal de Pastoral Social como Cáritas solicitaron la declaración de la emergencia alimentaria, una medida que agilizaría el aumento del presupuesto destinado a los Comedores y a las Huertas Escolares, Comunitarias y Familiares, y a emprendimientos de la Agricultura Familiar y Social, “garantizando la equidad y la calidad federal de los servicios de asistencia alimentaria y nutricional”. Ambas entidades reconocen que el Estado está asistiendo con mayor ayuda alimentaria, pero esto, consideran, “no sería suficiente para paliar las diferencias de este tiempo”.

 

 

En un contexto social vulnerable en el que señalar la preocupación no es una afirmación partidaria, puesto que el mismo gobierno nacional la admite, la Iglesia es vista por los principales candidatos como uno de los principales actores para la reunificación y pacificación del país. Con excepción del frente de izquierda, ninguno, al menos explícitamente, enarbola banderas en la campaña que saben agreden no sólo a la jerarquía de la Iglesia sino a los millones de votantes católicos.

Grupos dentro de las dos principales fuerzas tienen el anhelo de legalizar el aborto, de recluir las manifestaciones públicas de la fe, y de quitar financiamiento y reconocimiento a la Iglesia, pese a su labor social, pero por el momento los partidos han buscado que esas expresiones sean lo más discretas posibles, o al menos equilibradas con las que piensan lo contrario. Voces parlamentarias que atacaron a la Iglesia y a los católicos durante meses en el parlamento, hoy al menos, parecen llamadas al silencio, y observan cómo sus líderes buscan el diálogo con la Iglesia.

 

FERNANDEZ
@PrensaCEA

 

Sea por fines electorales, por convicción personal, o por convencimiento de que ninguna grieta ha de ser agrandada estos días, la voz de la Iglesia parece haber ganado respeto en todos los colores políticos. Se verá tras las elecciones si ese respeto persiste más allá de la campaña.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.