Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconActualidad
line break icon

Los obispos de Tex-Mex preocupados por la violencia con los migrantes

EL PASO

Mark RALSTON / AFP

Jaime Septién - publicado el 04/09/19

Urge que el Norte y Centroamérica trabajen en conjunto para proteger a los migrantes

En menos de un mes dos asesinatos masivos han golpeado el Estado de Texas: el 3 de agosto en El Paso y el 31 de agosto en Odessa. En ambos murieron casi treinta personas; nueve de ellas de origen mexicano.

Mediante un duro mensaje los obispos de Tex-Mex (Texas y México) reunidos en la ciudad fronteriza de Matamoros, Tamaulipas, manifestaron a las autoridades de ambos países su enorme preocupación “por la situación de desigualdad, violencia y pobreza que empuja a muchos a dejar su tierra, y que en su tránsito enfrentan toda clase de peligros en medio de un gran desamparo”.

El texto de los obispos Tex-Mex ocurre en medio del endurecimiento de las normas aplicadas por los gobierno de Estados Unidos y México en contra de los migrantes centroamericanos, en especial de los niños y de sus familias.

“Nos angustia que muchos encuentren rechazo cuando solicitan asilo, o padezcan la incertidumbre de un proceso excesivamente largo y en condiciones de inseguridad sin garantías de protección”, dicen los obispos en su misiva.

Más adelante advierten sobre el drama de las familias que son separadas y el inhumano encierro que muchos padecen en los centros de detención, así como el crecimiento del racismo, el odio y la discriminación, “y el que los migrantes sean considerados indistintamente como invasores y criminales”.

Los prelados de Brownsville, El Paso, Laredo San Angelo y San Antonio, por la parte de Texas, y de Matamoros, Nuevo Casas Grandes, Nuevo Laredo, Piedras Negras, Saltillo, Ciudad Juárez y Linares, por la parte mexicana, insistieron en subrayar el drama que padecen los deportados que ven truncados sus sueños, esfuerzos y sacrificios, y que retornan sin dinero y con deudas a condiciones peligrosas.

“Nos llena de luto el que muchos, en busca de un futuro mejor, han perdido la vida”, dicen los obispos al tiempo que confirmaron su compromiso de seguir abogando a favor de los derechos humanos de los pobres y de los migrantes, en particular de los niños, niñas, y adolescentes.

En la parte central de su mensaje –y recordando la batalla en que se han empeñado los obispos de ambas naciones norteamericanas—insistieron a los gobiernos de Estados Unidos, México, Canadá́, Centro América y el Caribe, “en la urgente necesidad de crear una área geográfica que tenga las condiciones para ofrecer a todos la posibilidad de un desarrollo integral, y una vida digna y en paz”.

Terminan su mensaje sugiriendo unir esfuerzos para atender humana y cristianamente a los migrantes, tanto solos como en familia. “Agradecemos a nuestras comunidades de fe y a tantas personas de buena voluntad por su respuesta generosa y solidaria hacia aquellos hermanos que se encuentran lejos de su tierra y de sus sueños de poder vivir con dignidad y en paz”.

Quizá por esta misiva, quizá por la campaña permanente de la Iglesia católica en Estados Unidos, quizá por venírsele el mundo encima, pero el gobierno de Donald Trump anunció el lunes pasado que “reconsiderará su decisión de forzar a migrantes que tienen condiciones de salud graves a regresar a sus países de origen”, una medida que fue tomada de manera abrupta a finales de agosto y que despertó indignación y criticas de expertos médicos, según The New York Times.

En efecto, el 7 de agosto, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) dijo, sin aviso previo, que se eliminaba una acción diferida que les daba prórroga contra la deportación a inmigrantes que recibían cuidado médico vital o a sus familiares. En otras palabras, que los enviaba directamente al dolor, en muchos casos a la muerte.

Pero aún hay voces que defienden la dignidad de los migrantes y sus derechos como hijos de Dios y ciudadanos del mundo.

Tags:
estados unidosinmigrantes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.