Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Normativa de Prevención de Riesgos… de las citas. Conócela por tu propia seguridad

DATING
Comparte

Si una cita resulta desagradable, es mucho más fácil terminarla en un lugar público. Y en caso de que se sienta amenazado, tiene la oportunidad de pedir ayuda a otras personas.

Cuando tienes citas, es importante que lo hagas sabiamente (como escribí en otro texto), pero también que lo hagas de forma segura y tengas apoyo.

Las reglas básicas de seguridad que se aplican a las citas con desconocidos, o al menos eso espero, son:

No proporciones tu dirección exacta de casa, del lugar de trabajo, etc. a las personas recién conocidas

Conoces a un chico nuevo, no sabes casi nada de él, por lo que no estás segura de sí querrás continuar esta relación. Puede suceder que desees finalizar la relación después de la segunda o tercera cita y el chico estará insistiendo en continuar y comience a molestarte. Tales situaciones son raras, pero suceden. Así que no reveles dónde vives demasiado rápido.

Queda en lugares públicos

Aparentemente es obvio, pero cuando estás entusiasmada con una cita, puedes olvidarte de que las invitaciones a casa o quedar en lugares apartados no son buenas opciones para las primeras citas.

Una de mis clientas conoció a un chico estando de vacaciones. Acordaron dar un paseo por la playa por la noche. Esto le pareció muy romántico. Cuando se reunieron, resultó que prácticamente no había nadie en la playa. El chico resultó ser muy buena persona y se comportó correctamente. Como dijo ella más tarde, no se sentía amenazada por parte del chico, pero estaba tan estresada por el hecho de que prácticamente no lo conocía y estaba con él en un lugar bastante desierto, que no sentía placer durante el paseo. En cambio, su mente recordaba todas las películas de psicópatas. Realmente quería huir y terminar la cita lo antes posible.

Si una cita resulta desagradable, es mucho más fácil terminarla en un lugar público. Y en caso de que se sientas amenazada, tienes la oportunidad de pedir ayuda a otras personas.

Elije el horario de la tarde o tarde-noche para las citas

Para las citas durante la semana las mejores horas son las de después del trabajo o temprano en la noche, por ejemplo, a las 19 o 20h. Proponer una cita, digamos a las 22 o 23h., no es una buena idea. Evita quedar por las noches también durante los fines de semana.

Número de teléfono para las citas

Algunos recomiendan que se tenga un número de teléfono especial que se dará a los hombres recién conocidos. Cuando conozcas a alguien que te acose con mensajes de texto, es fácil cortarlos cambiando el número. Suena razonable, aunque debo admitir que yo misma nunca había utilizado esta solución. Debido a que tengo un blog en Internet y me dedico al coaching, mi número de teléfono es bastante fácil de encontrar en la red.

En mi caso, un número de teléfono de citas sería una molestia adicional. Sin embargo, si tu número de teléfono no está disponible públicamente, vale la pena considerar si la opción de un número de teléfono para citas no será una buena solución para ti.

Estos cuatro puntos no agotan todas las reglas de seguridad, pero son los mínimos para tener en cuenta. Otras reglas igualmente obvias incluyen: No subas al coche de un extraño ni prestes dinero a un recién conocido. Creo que, en lugar de crear una larga lista de reglas, es mejor usar el sentido común.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.