Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Asómbrense: Chuck Norris es de carne y hueso

CHUCK NORRIS
Shutterstock | Tinseltown
Comparte

El mítico actor acaba de declarar que deja el cine  a los 79 años para luchar contra la rara enfermedad de su mujer

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Carlos Ray Norris nació con raíces irlandesas y cherokees y cuidó de su madre y hermanos desde que faltó su padre. Ejerció de patriota y policía militar en Corea, donde aprendió una versión del taekwondo que lo llevó a convertirse, posteriormente, en instructor de artes marciales de estrellas de Hollywood como la inolvidable Priscila Presley, el santón Michael Landon y el emblemático Steve McQueen.

Fue este último el que, cuando la franquicia de gimnasios de Norris mostraba signos de decadencia, le ayudó a entrar en el mundo del cine. Su segunda película, El furor del dragón (1972), convirtió a Bruce Lee, como dice un meme, en el único hombre que venció a Chuck Norris. Ambos protagonizaron un combate cara a cara de más de diez minutos, que muchos hemos visto en repetidas ocasiones en VHS.

Pese a todo, el gran Bruce Lee solo sobrevivió un año a aquel encuentro. Murió en 1973 dejando el cetro del kung-fu a Chuck Norris, uno de los portadores reales de su ataúd. A partir de ese momento, la cultura popular encumbró a este republicano pro- Trump, que se convirtió en el representante de los valores tradicionales estadounidenses del orden, la propiedad, la familia y las armas.

Su carrera ha transitado por la serie B y las películas de consumo masivo, fuera de los circuitos artísticos y académicos. Ha cosechado éxitos de público que se reflejan en muchas de nuestras videotecas sentimentales. Películas como Fuerza 7 (1979), Desaparecido en combate (1984) y secuela (1985), Invasión USA (1985), Deltaforce (1986) y secuela (1990), y, cómo no, acompañándonos hacia la madurez, con su perpetuo papel de sí mismo en la teleserie Walker, Ranger de Texas (1993-2001).

Con la irrupción de la civilización digital, Norris se consolidó como una de sus deidades o celebrities a través de los llamados memes. En ellos se reconoce hiperbólicamente su supuesta virtud de la invulnerabilidad, que parece sustentarse incluso en hechos biográficos verídicos como que hace un par de veranos superó dos ataques de corazón en un día.

Los mejores memes de Chuck Norris, ¡No te los pierdas!

Algunos de los divertidos textos de estos entretenimientos digitales rezan: “Yo no festejo el día de la madre, porque me parí solo”; “Cuando Chuck Norris sonríe, un hombre moribundo salva su vida”; “En una ocasión, la muerte tuvo una experiencia cercana a Chuck Norris”; y así hasta el infinito y más allá.

Pese a este encumbramiento al empíreo de la posmodernidad tecnológica, el Chuck Norris humano de carne y hueso sigue su peregrinación por este mundo, que lo va despojando de todas sus máscaras. Casado en segundas nupcias desde 1998 con Gena O´Kelly, con quien tuvo dos hijos, Chuck Norris acaba de declarar que deja el cine  a los 79 años para luchar contra la rara enfermedad de su mujer.

Su extraña afección, consistente en una sintomatología variada -insuficiencia renal, temblores, entumecimiento y debilidad- parece haber sido causada por las resonancias magnéticas a las que su esposa fue sometida fruto de una artritis reumatoide que los médicos parecen tener controlada. Parece ser que, con el fin de mejorar el contraste de las pruebas, se le administraron sucesivas inyecciones con gadolinio, un componente químico metálico, que, según el actor, sería el causante del progresivo empeoramiento de la salud de su mujer.

Es por eso que el gran Chuck Norris ha abandonado su papel de Chuck Norris en el mundo del cine. Ahora tiene el objetivo no solo de mantener a su mujer viva, sino de luchar mediática y judicialmente contra los protocolos actuales en lo referente a contrastes en las resonancias magnéticas. Un luchador invulnerable en las pantallas, se mete ahora en la trinchera de la enfermedad y la senectud, para seguir luchando hasta el último suspiro. Aunque, como dice otro meme: “Si Chuck Norris muere, será porque Dios necesita ayuda”.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.