Aleteia

Etiquetado frontal de alimentos: beneficioso para el consumidor y peligroso para la industria

LABELING
Shutterstock | VectorExpert
Comparte

Solamente 2 de cada 10 consumidores entiende los ingredientes de un producto. Algo falla, ¿no?

¿A quién no le ha pasado ir a hacer la compra y no ha podido descifrar la etiqueta nutricional de los alimentos envasados?

Seguramente a la gran mayoría de nosotros, y es que las etiquetas nutricionales de los alimentos nos brindan información confusa, difícil de entender.

Por lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea que una de las políticas y acciones para luchar contra una de las principales problemáticas a nivel mundial como lo son la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) en la población, es un Sistema de Etiquetado Frontal de Alimentos y Bebidas (SEFAB). Joint WHO/FAO. Expert Consultation on Diet Nutrition and the Prevention of Chronic Diseases. Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases: report of a joint WHO/FAO expert consultation. Geneva: WHO, 2002.

La industria y un etiquetado incomprensible

GDA
saludpublica.mx

Fuente: http://saludpublica.mx/index.php/spm/article/view/8825/11588

En muchos países, el tipo de etiquetado usado actualmente y preferido por la industria alimentaria es el de las Guías Diarias de Alimentación o GDA (las cuales están basadas en un sistema propuesto en Europa), que indican la cantidad y el porcentaje de grasa saturada, otras grasas, azúcares totales, sodio y energía (en kcal) por el contenido total del envase, y por porción; además, contienen la imprecisa leyenda “% de los nutrientes diarios”.

El caso es que, investigadores mexicanos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) ha evaluado la comprensión de este sistema de etiquetado (GDA) entre estudiantes universitarios de nutrición y encontraron que tienen gran dificultad para interpretar los datos contenidos en las etiquetas. Del mismo modo la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 de México, también mostró que su uso y comprensión son muy bajos a escala nacional. https://www.gob.mx/salud/documentos/encuesta-nacional-de-salud-y-nutricion-de-medio-camino-2016

Por otra parte, el estudio “Clean Label: Entendiendo al consumidor latinoamericano” revela que la preocupación por la salud ocasiona que 24% lea las etiquetas siempre mientras que 35% lo hace regularmente y 25% sólo lo hace a veces.

Pero solamente 2 de cada 10 consumidores entiende los ingredientes de un producto. http://media.enfasis.com/adjuntos/146/documentos/000/128/0000128552.pdf

Esto significa que el consumidor al momento de encontrar la información necesaria para elegir su producto, no lo comprende, es confuso, en conclusión, no ayuda a la decisión de compra saludable.

A pesar de que los consumidores de América Latina son más selectivos con los ingredientes de los alimentos y cada vez revisan mejor el contenido de estos en las etiquetas igualmente les cuesta entenderlas. Esto es porque la industria no muestra o esconde los ingredientes poco saludables bajo nombres menos conocidos o los muestra como sanos cuando no lo son.

¿Qué debería hacer la industria?

La industria debe brindarle al consumidor información sobre los alimentos, por el ejemplo bajo el concepto de etiqueta limpia, este término describe el deseo del consumidor de saber qué hay en sus alimentos, dónde se desarrolló y cómo se procesó. Hablar de etiqueta limpia también significa pensar en nutrición, el consumo de mejores productos nutricionales impacta la salud.

Por tanto, un grupo de expertos ha propuesto el uso del etiquetado frontal de alimentos, y la Organización Panamericana de la Salud ha adoptado este tipo de sistema como mejor práctica y propone su adopción en la región. Joint WHO/FAO. Expert Consultation on Diet Nutrition and the Prevention of Chronic Diseases. Diet, nutrition and the prevention salud pública de méxico / vol. 60, no. 4, julio-agosto de 2018 485 Postura sobre un sistema de etiquetado frontal Artículo de postura of chronic diseases: report of a joint WHO/FAO expert consultation. Geneva: WHO, 2002

¿De que se trata el etiquetado frontal de alimentos?

El Etiquetado Frontal Nutrimental es una herramienta de comunicación diseñada y abalada por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y por supuesto dentro de los criterios establecidos por el Codex Alimentarius http://www.fao.org/fao-who-codexalimentarius/es/  (o Código Alimentario, es un conjunto de normas, directrices y códigos de prácticas aprobados por la Comisión del Codex Alimentarius) para garantizar al consumidor la información lo más transparente y precisa posible de los productos que consume.

¿Qué información destaca al leerlo?

Este tipo de etiquetado frontal debe destacar el contenido excesivo de grasas, sodio, y azucares, de una forma clara y sencilla para el consumidor. De manera que permita evaluar de manera rápida la calidad de un producto al momento de realizar una compra; por ello, es indispensable que la información sea directa, sencilla, visible y fácil de entender.

Esto contribuye a que el consumidor tome conciencia de ciertos hábitos que no son saludables.

Se puede diseñar de distintas maneras: nutriscore, advertencia

paho.org

Fuente: https://nutriscore.blog/author/logonutriscore/

NutriScore (el sistema francés), que lo utilizan, por ejemplo, en la Unión Europea.

Este se basa en un sistema de clasificación de 5 letras y 5 colores, en el que la A de color verde oscuro es la mejor opción y la E roja es la peor, pasando por la B, C y D.

Tiene un doble objetivo, por un lado, el de ayudar a los consumidores a seleccionar los alimentos de mejor calidad nutricional y por otro, promover al mismo tiempo que productores y transformadores mejoren la calidad nutricional de los alimentos que ponen a disposición de los consumidores mediante la reformulación de los productos existentes o de innovaciones alimentarias.

nutriscore.blog

Fuente: https://www.paho.org/per/index.php?option=com_content&view=article&id=3918:comentario-tecnico-de-las-implicaciones-potenciales-de-la-introduccion-de-un-sistema-de-advertencias-al-consumidor-basado-en-semaforo-y-gda-en-etiquetado-frontal-de-alimentos-procesados-y-bebidas-no-alcoholicas&Itemid=900

Advertencia o de octógonos (sistema chileno), es un etiquetado de advertencia, por medio de octágono negros con letras blancas informa al consumidor de una forma clara si el contenido del producto es excesivo de energía, nutrientes (grasas, sodio…) e ingredientes en los alimentos cuyo consumo excesivo se asocia con varias ECNT. Cuantos más sellos negros tiene el producto menor calidad nutricional.

Tras su segundo año de aplicación en Chile aún no ha demostrado cambios en la disminución de la obesidad y el sobrepeso de la población chilena. Sí un logro hasta el momento ha sido la reformulación producida por la industria alimentaria para tener menos sellos negros en sus etiquetas.

¿Sirve el etiquetado frontal y es beneficioso para el consumidor?

Sí, por supuesto. El etiquetado frontal garantiza al consumidor información transparente, suficiente, accesible de los productos que consume, promueve un estilo de vida saludable y les brinda las herramientas a los consumidores para decidir libremente sus opciones de compra.

Los efectos del uso de este tipo de etiquetado se verán reflejado en los hábitos alimentarios, patrones de compra y se espera que la calidad de la dieta mejore en el tiempo.

Aporta otros importantes beneficios, por ejemplo:

  • La información se verá en la parte frontal del producto.
  • Se deben declarar los ingredientes como grasa saturada, insaturada, trans, el sodio, energía.
  • La información será brindada en base a la cantidad total del envase y por porción.

Por supuesto que la obesidad y el sobrepeso es un problema multifactorial que demanda un abordaje integral, y no solo de políticas de etiquetado nutricional frontal claros y fáciles de comprender por la población en general, pero es el primer paso para llevar un estilo de vida saludable.

Es necesario también distintas iniciativas de educación nutricional que promuevan la adopción de hábitos saludables como ejercicio físico, y la educación de la lectura e interpretación del etiquetado nutricional, conocer los ingredientes de los productos que consumimos diariamente, de esta manera podremos hacer la mejor elección de compra en función de nuestras necesidades.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.