Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Este proverbio sioux te hará más comprensivo

PSYCHOTHERAPIST
By Jacob Lund | Shutterstock
Comparte

Una lección para mejorar en nuestras relaciones y mostrar más empatía con la familia y los que nos rodean.

A todos nos ocurre que en alguna ocasión hemos juzgado precipitadamente a la persona que teníamos delante. Interpretamos las señales y rápidamente emitimos un juicio de valor, que nos puede llevar a un enfado y a la bronca.

Pero no siempre acertamos.

¿Te has parado a pensar que tu juicio precipitado te puede llevar a cometer errores? Que a veces son cosas sin importancia pero otras pueden generar un dolor en los que nos rodean y en nosotros mismos.

ANGRY MOTHER
Didesign021 I Shutterstock
Ser comprensivos nos ayuda a no precipitarnos

Para que eso no ocurra, contamos con la virtud de la prudencia, que nos ayuda a actuar de forma justa, adecuada y con moderación.

Para ser prudente

Tendré que informarme bien de lo que me han dicho o de lo que ha sucedido.

Debo reflexionar antes de emitir un juicio y actuar.

Si es necesario, preguntaré a otros para que me den su opinión sobre ese tema (teniendo en cuenta que sean personas con autoridad, por su experiencia o por sus conocimientos).

Ponerse en el lugar del otro

Y hay una cuestión fundamental: la comprensión. Ponerse en el lugar del otro es una vía espléndida para hacerse cargo de lo que le ocurre y de por qué ha actuado de tal forma.

Por ejemplo, cuando un compañero de trabajo en una reunión se muestra a la defensiva y nada receptivo hacia las propuestas de otros colegas, antes de juzgarlo procura hablar con él y saber cuál es la razón por la que está así.

¿Cuántas veces has juzgado precipitadamente a una amiga, a tu pareja, a tu hijo?

En cambio, si tratamos de ser comprensivos, llegaremos a encajar mejor el comportamiento de los demás, que no siempre tiene que ser el que nosotros deseábamos.

Antes de juzgar a alguien…

Para ser comprensivos, nos ayudará una sabia frase de los indios sioux que refleja muy bien esta idea:

“Antes de juzgar a alguien, camina 3 lunas con sus mocasines”

Tres lunas (tres noches o, según se entienda, tres meses en el calendario lunar) significa dedicar un tiempo; y caminar con los mocasines de otro sabemos ya lo que implica: meterse de lleno en su piel, sentir lo que siente y razonar desde su perspectiva.

Ponte en su lugar, hazte una idea real de lo que le sucede a la otra persona, y verás que juzgarlo no solo es aplicar la justicia a secas sino bañarla en amor.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.