Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconHistorias que inspiran
line break icon

El "influencer" que dijo basta a Instagram: "Querían que me hiciera la cirujía plástica"

ANDY JORDAN

Instagram-andyjordanpics

Dolors Massot - publicado el 29/08/19

La fama puede ser una lanzadera que te lleva adonde tú no quieres. Andy Jordan, un guapo "influencer" del Reino Unido, dijo basta a la vida que la red social le marcaba. "Ya no era yo".

Andy Jordan nació en Londres en 1990. Comenzó a estudiar Geografía en la Universidad de Leeds después de sus estudios en la Saint Edward’s School de Oxford.

Su aspiración era hacer carrera de actor, algo para lo que el Reino Unido es territorio abonado, con una larga tradición en el mundo teatral, que además sirve como trampolín para Hollywood o para el cine europeo.

En 2014, se presentó al casting de la cuarta temporada de uno de los shows televisivos más vistos de Gran Bretaña, «Made in Chelsea». Aquello fue su trampolín a la fama: 66 capítulos en los que cada día acumulaba más fans.

Andy abrió una cuenta de Instagram y en 2015, a pesar de que deja el programa de televisión, ya era uno de los famosos más admirados en su país.

«Te conviertes en un títere»

En «Made in Chelsea» todo consistía en seguir el guion que le preparaban: era un «reality show» sobre la vida de un grupo de veinteañeros en una zona exclusiva de Londres. Pero del programa Andy Jordan dice ahora: «Te conviertes en un títere. Eres el envoltorio», confesó. Allí se dio cuenta de que «perdí la noción de quién era yo, porque estaba dirigido por otra personas».

View this post on Instagram

A post shared by Made in Chelsea Fan Account 👑 (@madeinchelsea_uk)

Andy Jordan ha explicado ahora que estaba preocupado por la influencia negativa que podía tener sobre los jóvenes seguidores. De hecho, una encuesta de la BBC revela que los jóvenes entre 18 y 34 años del Reino Unido creen que la televisión y las redes sociales les afectan negativamente en el modo de percibir sus cuerpos.

Ganó mucho dinero fácil

En 4 años, la actividad en Instagram no dejó de crecer. Posaba, recomendaba productos y cobraba por ser «el rostro» de muchas campañas de publicidad. Cada vez se hizo más intensa su presencia. Sin embargo, bajo la apariencia de una felicidad sin límites, aquello comenzó a minar al actor.

En marzo de este año, decidió frenar todo aquello.

«Estaba cansado y hastiado de promocionar productos en los que no creía», manifestó pocos días después a la BBC.

El famoso influencer se vio envuelto en una vorágine que le había llevado a promocionar productos en los que no creía en absoluto, como un blanqueador de dientes o un complejo proteínico.

Confesó que aquella época le había supuesto una entrada de dinero tremendamente apetitosa: «Hubo un par de veces en las que cobré 650 dólares por una sola foto, pero casi siempre eran unos 2.500 dólares por cada foto«, dijo. «Es el dinero más fácil que gané jamás».

Querían que fingiera

«Yo solo hacía lo que me decían que hiciera… Obviamente, quienes lo gestionan quieren que hagas esas cosas porque también ganan dinero con ello».

Los suplementos proteínicos fueron el comienzo del fin. «Me pareció que no tenía sentido porque yo no entreno en el gimnasio, pero mi agente me dijo: ‘Bueno, finge que haces ejercicio’. Y yo decía: ‘¿Pero qué quieres qué haga?'».

Andy accedió y entró en un gimnasio con  la intención de posar para una foto del producto usando una de las máquinas. Aquello le causó amargura, sentirse -como él mismo ha dicho- «como un títere».

Notó que ser «influencer» se le iba de las manos. Ya no era dueño de su vida ni auténtico ante sí mismo ni ante los demás. Y llegó la última vuelta de tuerca: le dijeron que se sometiera a una cirujía plástica.»Incluso me preguntaron si me haría una liposucción en una clínica en particular para documentar después el proceso». Andy dijo NO.

Su perfil de Instagram dejó de echar humo. Sus ya más de 275.000 seguidores dejaron de recibir recomendaciones acerca de productos que él consideraba absurdos y consumistas.

Un giro en su vida para retomar las riendas

En los últimos 6 meses, Jordan ha dado un giro sorprendente a su vida.

El hasta ahora «influencer» es ahora un cantautor que se dedica a componer soul y jazz. Acaba de publicar «Gin & Jazz».

Además, ha puesto en marcha una empresa de moda, Jam Industries, de la que él es su propio modelo en Instagram y es mucho más selectivo a la hora de hacer campañas de productos.

Esta, por ejemplo, es una de las instantáneas en la que muestra a su equipo de trabajo en la compañía, al que denomina «Jamily», casi «family»:

Tío Andy cuida a su sobrino

A eso añade una faceta más personal, porque ahora también su familia ocupa una parte importante de su vida. Muestra su lado más tierno, lejos de aquel muchacho que no paraba de ir de compras y mirar por encima del hombro al resto del mundo desde «Made in Chelsea». Ahora prefiere ser el tío Andy:

Y tiene tiempo para valorar los pequeños detalles hacia su madre:

Jordan se muestra feliz y eso, a fin de cuentas, es lo más importante.




Te puede interesar:
Ángeles, la abuela que acoge y dignifica a los presos de Madrid


FATHER

Te puede interesar:
Estos actores cuentan lo que han aprendido sobre la paternidad

Tags:
cantanteredes sociales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.