Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Whatsapp no es suficiente para los verdaderos amigos

TELEFON
Elizaveta Galitckaia | Shutterstock
Comparte

¿Qué dirías si, en una situación difícil, tus amigos solo te enviaran un escueto mensaje y no te dijeran nada más?

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Whatsapp se ha convertido en el canal de comunicación global, el que utilizamos habitualmente para comunicarnos con los demás. Ha desplazado al teléfono, a los mensajes de texto y al correo electrónico y se posiciona en el primer lugar de las comunicaciones interpersonales.

Sin embargo, ¿es suficiente para los auténticos amigos? Les contaré una experiencia reciente.

En un grupo de Whatsapp de amigas, una de ellas informó al resto de que acababa de fallecer la madre de una de las integrantes. En un instante el grupo se llenó de mensajes con corazones y palabras de apoyo del estilo “Ánimo. Un abrazo” o “Mis condolencias”.

Por una parte, aquella respuesta rápida me hizo pensar en la inmediatez con que acudíamos a atender a la amiga en un momento tan duro. Era un modo de decirle que estábamos con ella. Eso es, a fin de cuentas, la amistad: estar al lado del amigo a las duras y a las maduras, como dicen.

Para mejorar de ahora en adelante

Pero a los pocos minutos, después de aquel hervor, el grupo quedó en silencio, y me pregunté si sería suficiente para esta amiga que lloraba la pérdida de su madre el haber recibido unas líneas de texto y nada más.

STRESSED WOMAN
Shutterstock

No hace falta tener mucha empatía para ponerse en el lugar del otro en un caso así. ¿Cómo me sentiría yo si en la muerte de mi madre mis amigos despacharan la pérdida con un whatsapp?

El caso me llevó a pensar que Whatsapp es para los asuntos urgentes. Es mensajería instantánea y nos comunica rápidamente con el otro. Es una primera palabra para hacerse presente cuanto antes.

Pero hay asuntos que no pueden liquidarse con esa primera palabra y basta. La amistad es uno de ellos. Así que seguí reflexionando y les muestro algunas de mis conclusiones, porque a mí me sirvieron para mejorar el uso de whatsapp de ahora en adelante:

No dejes que whatsapp sea la tapadera de tu pereza

Después de haber mandado un mensaje sobre un tema importante, piensa si era suficiente con eso. ¿No deberías hacer una llamada a esa persona y hablar con ella, oír su voz, dejar que manifieste sus sentimientos, compartir con ella la situación?

Examina si la pereza te lleva a “solucionar” asuntos importantes con un whatsapp que tranquiliza tu conciencia pero en realidad no basta. Tú puedes ofrecer mucho más a esa persona con la que te comunicaste y que intuyes (y sabes) que sigue con ese dolor o esa preocupación.

Di kudla - Shutterstock

Whatsapp es útil para asuntos urgentes pero no basta en asuntos importantes

Lógico que si te pidieron un sí o un no, sea suficiente con un whatsapp. Pero la mayoría de nuestras relaciones interpersonales tienen muchos más aspectos. La amistad es un diamante con múltiples facetas y hay que cuidarlo en su totalidad.

Más allá de un mensaje rápido, las cuestiones importantes conviene tratarlas con una conversación. Ser amigos es interesarse por las cosas de los demás y hacer que los otros perciban esa disposición. “Aquí me tienes para lo que necesites”, decimos. Y lo que necesita el amigo es poder hablar. Si no, llegará el día en que Siri (o cualquier ayudante de voz) responderá automáticamente un mensaje de pésame cuando reciba un texto o un audio en el que se diga que alguien falleció. La máquina nos habrá sustituido. Por eso hay que dar el siguiente paso para el que ninguna máquina estará jamás preparada.

No dejes que whatsapp sea el máximo que das de ti mismo

No confíes a whatsapp la tarea de mantener la amistad con personas a las que quieres. Visita a tus amigos, organiza encuentros (aunque sean breves como para un café), llámalos por teléfono y habla con ellos. Haz una videollamada. Que vean tu rostro y tú veas el suyo.

HOLDING PHONE
Shutterstock

Un amigo verdadero echa de menos compartir la vida con nosotros

Por eso pueden pasar años y cuando hablamos de nuevo es como si nos hubiéramos visto ayer. Pero eso se consigue cuando previamente hay un “yo interior” compartido y se ha creado un “nosotros”. Para que eso ocurra, no bastan los mensajes de whatsapp y lo sabes.

No dejes que un whatsapp tuyo le sepa a poco al amigo que lo recibe.

Dedica más tiempo a tus amigos antes de que no puedas hacerlo

Los años pasan volando y la vida a todos se nos complica. El trabajo, la familia, un cambio de ciudad… pueden hacer que nos resulte más difícil establecer contacto con los amigos y es cierto que en este aspecto whatsapp nos permite mantener la comunicación. Pero esmérate por cultivar la amistad con gestos reales, con la proximidad y el estar pendiente de los otros.

FRIENDSHIP
Diego Cervo - Shutterstock

Valora tus mensajes de whatsapp por la empatía que demuestran

¿Me he colocado en su situación y sé que con este mensajito será suficiente o lo que necesita en verdad mi amigo es verme ahí junto a él, sin necesidad de hablar pero sabiendo que me tiene a su lado?

Al mismo tiempo, eso te dará mucha paz cuando no puedas estar físicamente cerca del amigo pero sabes que el whatsapp es lo más que puedes hacer en aquel momento. Cuando alguien actúa con rectitud, puede estar tranquilo y la amistad sigue creciendo pese a las distancias y pese al tiempo.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.