Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“¡Qué Dios envíe la lluvia!”: Desgarrador clamor desde las entrañas de la Amazonía

FIRE
STR | AFP
Comparte

“¡Por favor ayúdenme a difundir este mensaje para que se haga una cadena de oración gigante!!”

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Lo que acontece en la Amazonía sigue siendo tema de conversación a nivel mundial. Los mensajes en redes sociales, así como constante información en diversos medios internacionales no cesan. El tiempo corre y el fuego no cesa.

 

MATO GROSSO
Corpo de Bombeiros Militar de Mato Grosso

 

Es en medio de esta compleja situación donde también comienzan a hacerse oír “las voces de la Amazonía”, no solo de pueblos originarios, sino también de sacerdotes y misioneros que desarrollan sus tareas tanto en esa zona selvática como en otras localidades por estas horas afectadas como la Chiquitania (Bolivia).

 

En ese sentido, en las últimas horas trascendió un emotivo testimonio desde las entrañas de la selva y difundido por Cáritas El Salvador a través de Facebook. A continuación el clamor:

“Hermanos y hermanas, soy el padre Luis Miguel desde la Selva Amazónica; les escribo este mensaje para pedir oración y ayuda urgente. Siento una pena y un dolor inmenso por lo que está sucediendo en la Chiquitanía. Yo he vivido el incendio en mi pueblo y es muy doloroso, y sé que muchos lo habrán pasado también, por eso pido que nos unamos en oración para que Dios envié la lluvia a la Amazonía.

El padre Roger que está en Roboré nos está informando sobre la situación y tantas cosas que están pasando en otros pueblos de la Amazonía y sus alrededores, y por eso pide y también pido que oremos incesantemente.

El fuego está entrando a más pueblos; para los que han tenido la dicha de conocer el Chorro San Luis, en estos momentos ya se está ardiendo, al igual que el Chorro Ferroviario, Barrio 3 de Mayo y un Barrio vecino. El fuego está quemando todas las casas a su paso en este Barrio; un sin fin de animales han muerto calcinados. El pueblo está sin luz, agua y comunicación desde hace varios días, y hay una gran contaminación ambiental.

Miles de animales están huyendo hacia el pueblo heridos, sedientos y hambrientos, y otros miles yacen muertos.

Yo sé que Dios puede hacer millones de Milagros y está por encima de los Gobernantes que se niegan a pedir ayuda internacional, no teniendo misericordia de tan inmenso sufrimiento de nuestros familiares, amigos, pueblo y animales en la zona. Los insensibles Gobernantes prefieren colaborar con las corporaciones mineras, en vez de con el pueblo, la fauna y la flora.

Les suplico con todo mi corazón para que me ayuden con sus oraciones, y nuestro Dios tenga piedad y haga cesar el fuego y nos envíe lluvia, pues solo el puede parar esta inmensa catástrofe!!

Por favor ayudenme a difundir este mensaje para que se haga una cadena de oración gigante!! 
Muchas gracias y que Dios los bendiga” .

 

 

El Gran Chaco Sudamericano también sufre

No solo la Amazonía u otras regiones de Bolivia como la Chiquitania están  siendo afectadas por el fuego. Recientemente trascendió que otras zonas del continente como la extensión conocida como Gran Chaco Sudamericano (que abarca partes de Paraguay, Bolivia y Argentina) también está siendo devastado por los incendios forestales.

Según reportan diversos medios locales, en base al Sistema de Alerta del Pilcomayo, en esa zona más 350.000 hectáreas han sido devoradas por el suelo. Zonas como el Pantanal paraguayo, así como la situación de los pobladores de lugares como Alto Paraguay también preocupa. Y es en medio de este panorama complicado donde las voces desde las entrañas de los sitios afectados se hacen más fuertes. Unámonos también en oración por la Amazonía y su gente, al igual que los afectados en otros rincones del continente que imploran colaboración.

 

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.