Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconEstilo de vida
line break icon

6 cosas que debes saber para estar bien informada sobre la inducción al parto

LABOR, PREGNANT, HOSPITAL

nata-lunata | Shutterstock

Il Parto Positivo - publicado el 24/08/19

La inducción del parto tiene un impacto en la experiencia de la mujer y debe reservarse para afecciones médicas específicas.

Si más del 40% de las mujeres necesitan oxitocina sintética para progresar normalmente, es posible que necesitemos revisar nuestro concepto de normalidad. (Cit.)

Pocos temas están confundidos y oscurecidos por costumbres y convicciones nunca cuestionadas desde la década de 1950, como la inducción del parto. Hablamos de inducción con alarmante facilidad, cuando no con resignación. ¿Qué es lo que realmente necesitas saber sobre dar a luz?

1El parto nunca debe ser inducido por conveniencia

La inducción del parto debe reservarse para afecciones médicas específicas. Ningún área geográfica debería tener tasas de inducción superiores al 10%. Estas son las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre el tema. Recordarlo, cada vez que alguien habla de inducción, es el primer paso hacia una elección informada. Porque no todos lo saben, y ciertamente algunos profesionales que no son demasiado respetuosos prefieren hacernos creer que es una elección forzada, pero:

2La inducción es una decisión de la mujer

Las directrices NICE (Instituto Británico de Excelencia Clínica), que se consideran puntos de referencia en toda Europa para la excelencia en las prácticas hospitalarias, dicen claramente:

La inducción del parto tiene un impacto en la experiencia de las mujeres. El parto puede ser menos efectivo y generalmente es más doloroso (…) Después de las 42 semanas, a las mujeres que rechazan la inducción se les debe ofrecer un control intensificado que consiste en controlar la frecuencia cardíaca fetal y el nivel de líquido amniótico al menos dos veces por semana.

Lo de 42 semanas no es un error tipográfico.

3El embarazo humano es fisiológicamente de 37 a 42 semanas

Recuerda, cuando alguien se plantea la inducción a poco más de 40 semanas, es el segundo paso hacia una elección informada. Como ya dijimos, no somos una caja de queso que caduca, ni una bomba a punto de explotar: la fecha probable de parto es eso, probable. Y es completamente convencional. Después de crear un ser humano entero de la nada, ¿tendría sentido que nuestro cuerpo no hubiera establecido una salida adecuada? ¿Al menos para la mayoría de las mujeres?

4La oxitocina sintética y la oxitocina natural no funcionan de la misma manera

La inducción implica la inyección de oxitocina sintética (y ya es un lujo, dado que en el pasado la tomaban de los cerdos). Esta sustancia actúa sobre el útero y sus contracciones, pero solo eso. No tiene nada que ver con la oxitocina natural que liberamos cuando nos sentimos felices y relajados (la que protege naturalmente a los cachorros de nacer en situaciones peligrosas) y que lleva consigo endorfinas (nuestros analgésicos naturales) y toda la euforia y positividad que nuestro cerebro es capaz de producir químicamente para prepararnos mejor para acoger a este niño y amarlo, que es el sistema más refinado de protección y nutrición, por lo tanto, supervivencia, que la naturaleza nos ha proporcionado a los mamíferos que venimos al mundo en condiciones menos favorables para sobrevivir. Los caballos se ponen de pie de inmediato, nosotros necesitamos un año. Por decir una.

DELIVERING
Shutterstock

En cuanto empieza la inducción, la probabilidad de que nuestros cerebros comiencen a producir adrenalina en lugar de oxitocina es bastante alta. Con el resultado de que a nuestro útero llega, desde fuera, la orden de activarse, y desde dentro, la orden de lo hacerlo. Puedes imaginar el resultado.

5La inducción hace que sea 6 veces más necesario recurrir a la cesárea

Entre las muchas investigaciones disponibles, tomemos como ejemplo la de Listening to Mothers en 2013: se producen un 5% de cesáreas en las mujeres con parto sin inducción y sin epidural, contra el 31% de las que han tenido inducción y epidural. No es casualidad. La oxitocina sintética estimula el funcionamiento del útero, es cierto. Pero el nacimiento es más complejo. Un útero que funciona mecánicamente no es suficiente. Y si la oxitocina sintética la contrastamos con la adrenalina que casi todas las mujeres liberan en la tensión de la inducción al parto… la típica cascada de intervenciones que conduce de una inducción a una cesárea se vuelve comprensible y probable.

6El parto inducido aumenta la posibilidad de depresión postparto y no ayuda al comienzo de la lactancia

No significa que todas las mujeres inducidas desarrollen depresión, no reconozcan a sus hijos y no les amamanten. Pero el equipaje bioquímico de los primeros días, cuando una mujer se encuentra con su bebé después de un parto natural y espontáneo con oxitocina, endorfinas, prolactina y una agradable compañía sin ser molestados, es el que mejor apoyo a los primeros días físicos y psicológicos de la maternidad. (La oxitocina sintética también tiene efectos en el niño, no lo olvidemos. Pero será el tema de una publicación futura).

Aquí NO hemos escrito para rechazar siempre la inducción al parto. Lo que es importante es saber que la elección es nuestra y que debe ser una elección informada.

Después de crear un ser humano de la nada sin que nadie tenga un cronómetro en la mano para controlar el día y la hora en que sucedió, es posible, por no decir probable, que nuestro cuerpo sepa también traerlo al mundo.

La inducción real y más poderosa del parto sigue siendo la que ofrece nuestra oxitocina: llegar al final del embarazo, segura y relajada, preparada y bien cuidada, es la verdadera condición bioquímica que permite que nuestro cerebro libere las hormonas que necesita.

Una madre merece confianza. Y su bebé también.

Tags:
embarazoparto
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.