Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
San Juan Berchmans
home iconCultura e Historia
line break icon

Conoce a Gerty Cori, la primera mujer en ganar un Nobel en Medicina

GERTY CORI

Smithsonian Institution-PD

Sandra Ferrer - publicado el 12/08/19

Esta mujer, judía conversa al catolicismo, y su esposo, demostraron que un matrimonio podía ser capaz de ser un gran equipo dentro y fuera del hogar

Gerty Theresa Radnitz nació el 15 de agosto de 1896 en Praga, ciudad que por aquel entonces pertenecía al Imperio Austro-Húngaro. Gerty recibió una buena educación con profesores particulares primero y en una escuela femenina después. Cuando Gerty supo que quería dedicarse a la medicina fue consciente de que no era un camino que tomaran habitualmente las mujeres, pues las universidades aún ponían muchas trabas a aquellas que aspiraban a una carrera profesional. Aún así, no se rindió y, con el apoyo de su familia, consiguió matricularse en la facultad de Medicina de la Universidad de Praga en 1914.

Fue en su época universitaria cuando conoció al doctor Carl Ferdinand Cori. Carl se convertiría en su marido, en el padre de su único hijo y en su compañero incondicional en el laboratorio. Carl no estaba de acuerdo con el trato que las mujeres como Gerty recibían en el ámbito de la ciencia por el simple hecho de no ser hombres.

Gerty se convirtió al catolicismo nada más casarse, asumiendo la fe de su marido, y juntos se enfrentaron a los duros acontecimientos que asolaban Europa en aquella época. En 1922 tomaron la difícil decisión de dejar su patria y emigrar a los Estados Unidos, país del que terminarían obteniendo la nacionalidad.

CARL AND GERTY CORI
Science History Institute-(CC BY-SA 3.0)

La pareja se instaló en Búfalo, donde Carl consiguió un trabajo como investigador en el Instituto Estatal para el Estudio de Enfermedades Malignas. Años después se trasladaron a San Luis. A pesar de que Carl insistía en trabajar conjuntamente con su mujer, sus colegas intentaron disuadirle un y otra de vez de lo que consideraban una verdadera aberración. Pero una y otra vez Carl hizo oídos sordos a lo que él consideraba absurdo. Plenamente consciente de la valía como científica de su esposa no iba a negarle la oportunidad de continuar investigando.

AunqueCarl consiguió que Gerty permaneciera a su lado en el laboratorio ella tuvo que asumir un puesto de menos categoría con un sueldo inferior. No fue hasta muchos años después que la comunidad científica tuvo que rendirse a la evidencia y reconocer que Gerty merecía una más alta consideración.

Convertidos en ciudadanos americanos, Gerty y Carl era una pareja poco convencional que compartían su pasión mutua por el conocimiento. Una pasión que les valió en 1947 recibir el prestigioso Premio Nobel de Medicina por su “descubrimiento del proceso de conversión catalítica del glucógeno”, proceso que fue conocido como el “Círculo de Coy”. Gerty se convertía así en la tercera mujer y la primera de los Estados Unidos en ganar un Nobel científico, después de Marie Curie y su hija Irène Joliot-Curie.

La felicidad de aquella época, eran una familia feliz y compenetrada tanto en la esfera privada como en la profesional, se vio empañada cuando Gerty descubrió que sufría de mieloesclerosis, una enfermedad de la médula ósea que la fue debilitando mortalmente.

A pesar de su terrible situación, Gerty no se rindió y continuó investigando y publicando artículos científicos hasta que la muerte terminó con su vida el 26 de octubre de 1957. Tenía sesenta y un años y dejaba desolados a su hijo Thomas y a su amado Carl, un hombre que la había respetado y apoyado a pesar de los prejuicios de su tiempo. 

Tags:
ciencia y fepremio nobel
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.