Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La Basílica de Santa Clara de Asís

Chiara Assisi
Tom Rolvag | Tom Rolvag
Comparte

El lugar que alberga la tumba de la fundadora de las clarisas

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La basílica de santa Clara de Asís es una pequeña réplica de la Iglesia superior de san Francisco.

La iglesia comenzó a construirse, 4 años después de la muerte de Santa Clara, entre el 1257 y 1265, alrededor de la antigua iglesia de San Giorgio, que hasta 1230 había conservado los restos mortales de San Francisco. Los restos de la santa fueron transferidos en 1260, mientras que la consagración solemne tuvo lugar en 1265, en presencia de Clemente IV. Las obras de construcción fueron realizadas por el arquitecto Filippo da Campello.

La cripta que hoy alberga la tumba de la santa fundadora de la segunda Orden Franciscana (las clarisas) no se construyó hasta 1850.

Dentro de la basílica se conservan importantes obras antiguas muchas de autores desconocidos, pero la más importante es la que se encuentra en la nave principal. El famoso Crucifijo del siglo XIII que habló a san Francisco en la ermita de san Damián.

De frente al crucifijo se encuentran varias reliquias: El alba de diácono de San Francisco bordado por Santa Clara. La túnica, la capa, el cordón de Santa Clara y una caja de vidrio con su hermoso cabello rubio. Una túnica de san francisco, Una sandalia y un calcetín de San Francisco hechos por Santa Clara. La capucha de san francisco. Un velo negro, un hábito interno, un cilicio y un crucifijo que pertenecían a Santa Clara.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.