Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: El sueño de Luisio, construir “Ciudad Monseñor Óscar Romero”

GIOVANNI LUISIO MASS
Facebook-TEMPLEVENEZUELA
Comparte

Giovanni Luisio Mass llegó un día al vertedero de basura solo para darles algo de comer a los niños, pero vio que peleaban por restos de comida con los animales. Ahora quiere construirles una “ciudad de la esperanza”

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“Cuando ayudamos a los demás, es la ayuda natural que se genera entre los hombres; cuando se hace mediante uno solo, es política y filantropía, que no es malo. Pero cuando realizamos esa ayuda afianzada en la fe que nace de nuestro Señor y vemos los rostros sufrientes de Jesucristo en los pobres, entonces esa ayuda se convierte en caridad, en amor verdadero”.

Bajo este pensamiento y compromiso de vida Giovanni Luisio Mass, laico consagrado de la Orden Pobres Caballeros de Cristo, emprendió hace dos años una invalorable tarea con el fin de rescatar a los niños que viven entre los desechos que llegan al vertedero que denomina “Ciudad basura”, en El Tigre, estado Anzoátegui, Venezuela.

Giovanni Luisio Mass quiere construir en el mismo sitio una “Ciudad de la esperanza” teniendo en san Óscar Arnulfo Romero el guía espiritual y modelo a seguir, y permitir que estos niños venezolanos  puedan dignificar sus vidas.

La tarea es fuerte pero sigue adelante con la bendición del obispo de la diócesis de El Tigre, monseñor José Manuel Romero Barrios, contó en una conversación sostenida con Aleteia. “Mientras muchos critican a nuestra Iglesia, nadie ve el trabajo que podemos emprender los hombres y mujeres que estamos decididos a darlo todo por Jesús”, escribía Luisio.

 

GIOVANNI LUISIO MASS
Facebook-TEMPLEVENEZUELA

 

Niños y zamuros por un trozo de comida

Para Giovanni Luisio Mass y los voluntarios de su organización no fue fácil ingresar al vertedero de basura porque hay personas que lo controlan y “hay que dialogar con ellos para poder trabajar (evangelizar) allí”, dijo en la conversación. “Al principio fue difícil ingresar, puesto que no dejan ni entrar a los ‘hermanos evangélicos’, ya que desconfían en ellos; en cambio, nosotros hemos logrado entrar y aun así se nos hace difícil”, dijo.

La primera vez que llegó al vertedero lo hizo con la sola intención de darles de comer a los más pequeños, pero vio a cientos de niños descalzos y sucios, quizás más de los que pudo imaginarse, peleando con los perros, las ratas y otras alimañas por restos de comida entre la basura. “Cuando las máquinas y los camiones remueven los desperdicios se forma un revuelo de pájaros llamados zamuros que revolotean sobre la escena en busca de algo que llevarse al pico y los niños que viven allí pelean con estas aves para ellos también llevarse algo de comer a la boca y esto es todo un espectáculo al estilo Dante”.

Describió que entre las montañas de inmundicia, surgen sombras de hombres y mujeres vestidos con harapos que escarban entre la basura. “Parecen sacados de esas películas de terror en donde toda una ciudad se convierte en zombis”, añadió el presidente de la fundación Ángeles Solidarios, a través de la cual obtiene la ayuda humanitaria.

“Esto es lo más bajo de la sociedad. Es la pobreza más absoluta. Aquí no hay nada que decir, es la verdad de Venezuela, aquí no hay excusas, aquí se quedan mudas las palabras, los tantos proyectos de evangelización, de las políticas atrasadas. Aquí solo hay que actuar y evitarnos tantos protocolos para ayudar a los pobres”, expresó el Hermano Luisio.

Luego de la primera visita decidió regresar para trabajar por medio de la fundación. El objetivo es convertir esa ciudad basura en la ciudad san Oscar Arnulfo Romero, el obispo de los pobres. “Ahora estamos sin dinero, pero con tesón y una fe inquebrantable en el trabajo comunitario, los Pobres Caballeros y Damas de Cristo vamos a transformar esta fea realidad”, expresó convencido el creyente de origen italiano.

Respecto al proyecto de “Ciudad Esperanzas san Oscar Arnulfo Romero”, indicó que la intención es recoger a niños abandonados en las calles y a niñas que se prostituyen en la ciudad de El Tigre debido a la pobreza extrema en que viven. “Muchos suelen vivir en el vertedero de basura y es común que terminen cayendo en drogas o delincuencia”; por eso ahora se “intenta ayudarles recordándoles su dignidad de hijos de Dios”.

Destacó que la organización, además del trabajo en vertedero, tiene más de dos años acudiendo al hospital y otros centros y realiza jornadas en el parque “Fray Jesús Nogueiro”, donde les dan alimentos proteicos a más de 100 niños. “Se les hace un seguimiento y estamos en el proyecto del comedor para niños en condición de calle y abandono”, explicó mostrando imágenes de las actividades con religiosos franciscanos y el obispo diocesano.

 

 

Apoyo del Obispo de El Tigre. Monseñor José Manuel Romero Barrios, titular de la Diócesis de El Tigre, confirmó a Aleteia que Luisio y su equipo trabajan a través de la fundación Ángeles Solidarios unidos a los Frailes Menores Franciscanos y colaboran en Caritas diocesana y en la parroquia Nuestra Señora de Coromoto y San Antonio.

“Efectivamente están muy vinculados a nuestra diócesis trabajando con amor y entrega entre los sectores más necesitados llevándoles comida ayuda médica y alimenticia a los niños en situación de calle, o los que acuden al vertedero de basura para evitar que éstos caigan en los brazos de la desnutrición y la delincuencia”, aseguró el prelado.

Luisio indicó que hasta ahora han preferido colaboraciones en especies como comidas, vestidos, zapatos, bloques y medicinas; por eso, los benefactores que deseen enviar donativos pueden comunicarse con ellos a través de los números 0412-0850516 (Giovanni Luisio Mass); 0414-7974575 (Sapphire García); y 0426-2027242 (Andreamaria Luisio). “Su trabajo es por los más pobres y merecen apoyo”, concluyó el obispo de El Tigre.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.