Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

El amor siempre da

Jay Huang-(CC BY 2.0)

Carlos Padilla Esteban - publicado el 29/07/19

Jesús no puede resistirse porque me ve débil, el amor es generoso, lo pidas o no

Jesús cuenta una parábola. La del amigo importuno:

Si alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la medianoche para decirle: – Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle. Y, desde dentro, el otro le responde: – No me molestes; la puerta está cerrada; mis niños y yo estamos acostados; no puedo levantarme para dártelos. Si el otro insiste llamando, yo os digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, al menos por la importunidad se levantará y le dará cuanto necesite”.

En la casa de la parábola el padre de familia tenía que despertar a todos para dar pan a su amigo. Parece que lo prudente es no dárselo. El amigo insiste. No se cansa. Y el dueño de la casa acaba cediendo. Para que lo deje tranquilo.

A menudo yo cedo a peticiones exageradas e inoportunas. Y recuerdo esta parábola. Y pienso que no lo hago bien. Porque lo hago para que me dejen tranquilo.

Pero no es así.

Es bueno lo que hago. Hago un bien, aunque mi deseo primero era no hacerlo. Insisten y acabo cediendo ante la perseverancia del que pide.

¿Así es Dios conmigo? No lo sé. Pero yo sí trato de responder para que me dejen tranquilo. Lo hago no por amor, sino como fruto de la insistencia. ¿No me pasa esto a menudo?

La insistencia abre la puerta de mi generosidad. Mi alma cede ante el que presiona e insiste. Insisten para que dé y al final lo hago para que me dejen tranquilo.

No soy tan bueno como parece. Y yo, no siendo bueno, cedo y doy. ¿No hará más todavía Dios que sí que es bueno? Así lo dice Jesús:

¿Qué padre entre vosotros, cuando el hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pez, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden?”.

Si yo que soy malo hago el bien, si yo que me busco a mí mismo egoístamente amo y me entrego,si yo que tengo intenciones impuras en mi entrega soy generoso, ¡cómo será entonces el amor de ese Dios que me ama con pureza y de forma desproporcionada!

Dios me ama como soy, en mi pobreza. Y me ama sin darle yo nada a cambio. Simplemente me da y me quiere porque soy su hijo. Porque le pido cada día que cuide mi camino.

Y Jesús no puede resistirse porque me ve débil, desvalido y corre a levantarme. Dios me lo da todo. Y sobre todo me da el Espíritu Santo. Esa promesa me conmueve.

Dios me envía su Espíritu para que aprenda a vivir con paz, con alegría. Me lo da para que viva lleno de su amor.

Yo también quiero ser bueno con todos. Quiero darme, quiero dar. Quiero amar con ese corazón de Jesús que no duda en dar, en darse.

Doy gracias a Dios por todo lo que hace en mí. Se lo pido. Y muchas veces me lo da sin pedírselo. Lo que sucede es que no sé apreciarlo.

No me fijo que muchas de las cosas que tengo son un don de su misericordia. Son gracia. Me ama como soy, con locura.

Y me da mucho más de lo que yo necesito. Y yo me fijo justo en lo que no tengo, en lo que me falta.

Quisiera aprender a agradecer por todo lo que me ha dado. Sólo un corazón agradecido ve lo bueno de su vida y de los hombres.

Sólo un corazón que vive en paz puede darse a los que le piden amor y entrega. Sólo si estoy en paz con mi vida puedo mirar con misericordia y amar hasta que duela.

Tags:
amorgenerosidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.