Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La paz sobre ruedas

TRAILER
Parroquia Santa Bernardita - Uruguay
Comparte

Una capilla rodante en Montevideo, Uruguay

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“A fin de acercar nuestra parroquia a las ferias vecinales del barrio, hemos diseñado de forma específica una capilla rodante. Se sube por una escalerita a la parte trasera. Adentro, las imágenes religiosas y la música sacra serán un ámbito para la plegaria y la paz interior”

 

 

Con este mensaje publicado a través de las redes se ha presentado una propuesta de cercanía de una parroquia de la ciudad de Montevideo, Uruguay, con la gente. Se trata de Santa Bernardita y su “capilla rodante”, una iniciativa que va de la mano con aquello de “iglesia en salida”, algo tan mencionado por el papa Francisco, pero que en Uruguay, el país más laico de América Latina, no deja de generar cierta sorpresa.

 

 

“El domingo 4 de agosto (San Juan María Vianney) bendeciremos y presentaremos en público a la flamante Capilla Rodante. Su objetivo es acercarse a las ferias del barrio para dar la oportunidad de que cualquier vecino pueda subir a tener un momento de paz, oración o meditación”, se indica también al recordar el momento que tendrá lugar la bendición de esta capilla rodante, que además de caracterizarse por ser un vehículo blanco con una cabina especial para los fines propuestos, es fácilmente distinguible por su inscripción elocuente “Iglesia católica capilla rodante” y otra aclaración:

“En la cabina de esta capilla el sacerdote está a disposición para escucharlo/a o asesorarlo/a en cualquier consulta confidencial”.

“Casa de Todos”

En los últimos meses han sido más que visibles los esfuerzos a nivel de diversas comunidades de Montevideo de buscar acercamiento con los más alejados de la fe.

Un claro ejemplo es lo acontecido con diversos voluntarios que han estado recorriendo lugares públicos, en el marco de la Misión “Casa de Todos” inmersa en el “Programa Misionero Jacinto Vera” (primer obispo de Uruguay), con un distintivo especial: el uso de chalecos amarillos.

Te puede interesar: Los “chalecos amarillos” de Dios

 

El objetivo tanto de aquellos como de los mentores de esta capilla rodante es similar: golpear corazones, buscar a quienes se alejaron de la fe, salir al encuentro de quienes aún se preguntan por el sentido de sus vidas. En definitiva, darles a otros la posibilidad de encontrar un momento especial de paz y oración en medio de los ruidos de la cotidianeidad.

Te puede interesar: ¿Quién es Jacinto Vera y por qué puede ser considerado “apóstol” de Uruguay?

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Aleteia Team
Arde California
Aleteia Image Department
¿De quién es el record?
Aleteia Image Department
El Bautismo no tiene precio
Aleteia Team
¡Ánimo!
Pablo Cesio/Aleteia Uruguay
¡El espíritu del rugby!
Aleteia Image Department
¿El árbol más alto del mundo?
Aleteia Image Department
La NO vuelta al colegio
Aleteia Image Department
¡¡Chócala!!
Aleteia Team
“Mirados”
Aleteia Team
Son como niños
Aleteia Image Department
Antes presos que cómplices
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.