Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Tía María: El nuevo conflicto en Perú que motiva un llamado al diálogo

PERU
Comparte

El otorgamiento de una licencia de construcción y un proyecto minero que ha generado disputa en una zona de Arequipa (Perú)

Valle del Tambo, provincia de Islay (Arequipa, Perú), vive desde hace tiempo una ola de reclamos vinculados al proyecto minero de cobre Tía María y el rechazo a la licencia de construcción otorgada de parte del gobierno a la empresa Southern Perú Copper Corporation, del Grupo México.

En los últimos días la situación volvió a generar diversos intercambios a nivel de las autoridades, principalmente a través de la voz del propio presidente de Perú, Martín Vizcarra, quien señaló que no dará marcha atrás con la licencia de construcción en cuestión.

También hubo pronunciamiento de diversos sectores y hasta de autoridades regionales como la del gobernador de Arequipa, Emer Cáceres, quien salió al cruce de la decisión del gobierno y elevó un ultimátum para que se anule la licencia.

 “Se acordó dar al gobierno central 72 horas para que resuelva la licencia de construcción y declare su nulidad de oficio”, expresó.

De fondo, la situación de los pobladores y la denuncia de los efectos contraproducentes del megaproyecto minero en cuanto a lo medioambiental (agua y cultivos, por ejemplo).

“No es de 150 revoltosos del Valle del Tambo, acá somos Arequipa, somos un pueblo que está defendiendo su integridad”, expresó también Cáceres.

Desde el pasado lunes 15 de julio está en marcha un paro indefinido convocado por los habitantes de Valle del Tambo. Es ahí donde impera la movilización, lugares bloqueados y cobran protagonismo también la presencia de manifestantes.  A esto se suma también la llegada de efectivos policiales, encargados de anular posibles actos de violencia.

“El diálogo es el único camino”

Mientras todo esto acontece, la palabra diálogo comienza a cobrar fuerza una vez más. No solamente ha sido invocada por el presidente, la propia empresa minera y otros afectados por el proyecto, sino también hasta por la propia Iglesia.

En los últimos días la Presidencia del Episcopado Peruano lanzó un llamado al diálogo para evitar un nuevo conflicto social.

“El diálogo es el mejor medio para alcanzar y garantizar la paz social, con equidad, honestidad y justicia. El Papa Francisco recordaba que el diálogo ‘es un intercambio recíproco de confianza…que desea el bien de las partes y estrecha vínculos de fraternidad y amistad para avanzar por caminos de justicia y de paz’”, indica el comunicado.

“Invocamos a todos los actores vinculados a esta controversia a establecer mecanismos de diálogo que permitan superar cualquier diferencia o interés personal para buscar siempre el bien común, el bien del Perú”, concluye.

 

 

Así pues, el llamado surge como respuesta a las reacciones suscitadas tras el proyecto Tía María y además de expresar preocupación ante el creciente clima tenso en el lugar, se mantiene la esperanza de que ·un diálogo oportuno puede evitar un nuevo conflicto social”.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.