Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Caso de Emanuela Orlandi: Las tumbas están vacías

EMANUELA ORLANDI
FILIPPO MONTEFORTE / AFP
Comparte

Sorpresa de la familia Orlandi tras las operaciones de apertura de dos tumbas del cementerio teutónico dentro del Vaticano. La realidad supera la ficción: una joven desaparecida hace 36 años, el dolor de una familia que espera noticias y la solicitud al Vaticano de abrir un campo santo donde reposan los restos de nobles europeos

La Santa Sede informó este jueves, 11 de julio 2019, que se abrieron dos tumbas del cementerio teutónico dentro del Vaticano. La familia Orlandi, a su vez, informó que las tumbas estaban vacías, por tanto, no se encontraron ni siquiera los restos de las nobles alemanas. La primera es la de la princesa Sofía von Hohenlohe, fallecida en el 1836. La segunda es la de Carlota Federica de Mecklemburgo, fallecida cuatro años después.

Se esperaba que este campo santo pudiera ser la clave para resolver un misterio que dura 36 años en Italia: la desaparición de una niña de 15 años llamada Emanuela Orlandi. Era hija de un trabajador del Vaticano y su caso sin resolver ha sido uno de los más mediáticos del ‘bel paese’.

 “A las 8.15 de esta mañana, después de una oración frente a los dos sepulcros dirigida por el Rector del Colegio Teutónico, comenzaron las operaciones en el Campo Santo Teutónico como parte de las tareas de investigación del caso Orlandi”, dijo a los periodistas, Alessandro Gisotti, director “interino” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. 

Las operaciones terminaron a las 11.15 a.m. El Vaticano ha confirmado que la investigación ha dado resultados negativos: “no se encontraron hallazgos humanos o urnas funerarias”. “La cuidadosa inspección de la tumba de la princesa Sophie von Hohenlohe ha traído a la luz un gran compartimento subterráneo de unos 4 metros por 3.70, completamente vacío”, confirmó Gisotti. 

“Posteriormente tuvieron lugar las operaciones de apertura de la segunda tumba-sarcófago, la de la princesa Carlotta Federica di Mecklemburgo. En su interior, no se han encontrado restos humanos. Los familiares de las dos princesas fueron informados de los resultados de la investigación”, añadió.  

La abogada de la familia Orlandi, Laura Sgrò, y el hermano de Emanuela, Pietro Orlandi, estuvieron presentes y clamaron justicia ante los nuevos hechos que enrarecen aún más el misterio. La operación duró unas horas, pero en las tumbas no se encontraron huesos o restos para verificar si son de la adolescente que era ciudadana vaticana.

“Todo se podía esperar, menos encontrar tumbas vacías. El custodio – encargado por la familia – de uno de los dos sepulcros, hace tiempo, había dicho que le encargaron poner velas y flores, por lo tanto, me parece absurdo que las familias no sepan esta situación. Considero que estas familias deban preguntarse sobre el paradero de los huesos de sus parientes”, dijo en conferencia de prensa fuera del Vaticano, Pietro Orlandi, el hermano de Emanuela.

El cementerio teutónico se encuentra a 200 metros de distancia del apartamento donde vive la madre de Emanuela, el campo santo destinado a los nobles teutónicos que reposan a la sombra de la Basílica de San Pedro. Un lugar adyacente al aula Pablo VI, donde se realizan las grandes audiencias del Papa. 

Por su parte, Gisotti sostuvo que el personal de la ‘Fabbrica’ de San Pedro se ocupó de la apertura y del cierre de las tumbas, mientras que la “adquisición” de las pruebas estuvo a cargo del profesor Giovanni Arcudi”.  Asimismo, la operación se realizó en presencia “de un experto en fideicomiso designado por el abogado de la Familia Orlandi. Estuvieron presentes el Promotor de Justicia del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, el Prof. Gian Piero Milano, y el Prof. Alessandro Diddi, y el Comandante de la Gendarmería del Vaticano, Domenico Giani”, añadió. 

El Vaticano aceptó examinar las tumbas tras la insistencia de la familia de la adolescente. Ellos recibieron una carta anónima que señalaba este lugar con una foto de un ángel sobre una tumba en el cementerio Teutónico del Vaticano: “Allí donde está el ángel se encuentra Emanuela”.

“La familia Orlandi tiene derecho a la verdad. Han pasado 36 años, cambiado gobiernos, papas, autoridades y ahora, finalmente, es el momento de dar respuestas. Es una vergüenza que después de estos años o por complicidad, o por miedo, o por intereses personales no halla información, porque si hay alguien vivo y sabe debe informar a los investigadores para dar justicia a Emanuela, ella debe ser encontrada”, dijo ante las cámaras, la abogada de la familia Orlandi, Laura Sgrò.

TEUTONIC CEMENTERY
Johannes Müller (CC BY-SA 3.0)

El director “interino” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede confirmó esta mañana que las operaciones se refieren a la “Tumba del ángel” de la princesa Sophie von Hohenlohe y la tumba adyacente de la princesa Carlotta Federica di Mecklemburgo”. 

“Aunque la tumba indicada por el abogado de la Familia Orlandi es, de hecho, la que tiene el Ángel que posa sosteniendo con sus manos un libro abierto con la inscripción ‘Requiescat in pace’, el Promotor de Justicia, accedió a la apertura de las dos tumbas vecinas” y con una periodicidad similar “para evitar posibles malentendidos acerca de la que podría ser la tumba indicada”, comentó el portavoz vaticano. 

CEMETRY
Antoine Mekary / ALETEIA

Tras la exhumación de las dos tumbas, ahora el Vaticano realizará una investigación. “Para más detalles, se están realizando verificaciones documentales sobre las intervenciones estructurales que tuvieron lugar en el área del Campo Santo Teutónico, en una primera fase a finales del siglo XIX, y en una segunda fase más reciente entre los años sesenta y setenta del siglo pasado”.

La Santa Sede por razones procesales y de acuerdo con el secreto de la investigación indicó que “no revelará la identidad de los familiares de las dos princesas” alemanas enterradas; “obviamente, estos son descendientes que han sido informados de las operaciones y que, en aras de la verdad, han garantizado su completa disponibilidad y colaboración con la Santa Sede y, en particular, con la Oficina del Promotor de Justicia”.

Al final, el portavoz vaticano reafirmó la atención y cercanía de la Santa Sede ante el dolor de la familia Orlandi y, especialmente, por la mamá de Emanuela. “Atención demostrada también en esta ocasión al aceptar la solicitud específica de la familia para realizar pesquisas en el Campo Santo Teutonico”.

Cabe recordar que ya el año pasado, la Santa Sede también examinó unos restos humanos encontrados en su nunciatura ante Italia. Los exámenes demostraron que los huesos tenían más de 100 años. La datación ósea que se realizó con el método del carbono-14, en laboratorios especializados en Caserta, Italia, disipó cualquier duda.

El 22 de junio de 1983, Emanuela regresaba a casa tras una clase de flauta en el centro de Música San Apolinar. La niña de 15 años simplemente desapareció. Nadie la ha visto desde entonces y la última vez fue en una parada de autobús en el centro de Roma. El caso ha sido un misterio y atravesado por diversas teorías; desde la implicación de hombres de la Curia vaticana, un crimen de la mafia romana, la Banda de la Magliana, o parte de la conspiración y el atentado a Juan Pablo II a manos del turco Ali Agca.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.