Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué ganó la derecha las elecciones en Grecia?

GREECE
Comparte

Análisis del descalabro de Syriza y Alexis Tsipras

El centroderecha de Nueva Democracia, dirigida por Kyriakos Mitsotakis, ha ganado con amplitud (la prensa europea dice que “ha barrido”) a la extrema izquierda, el partido Syriza, dirigido muy personalmente por Alexis Tsipras. Nueva Democracia ha conseguido una mayoría absoluta con el 40 por 100 de los votos, mientras que Syriza ha alcanzado el 31,5 por 100. Grecia pertenece a la Unión Europea y es tal vez el país de mayor y más antigua cultura del continente.

El resultado estaba cantado después de las elecciones europeas del pasado mes de mayo en las que Nueva Democracia ganó ampliamente a Syriza y obligó a Alexis Tsipras a adelantar las elecciones.

¿Por qué Perdió Tsipras las elecciones? Varios son los factores: primero, quiso hacer un pulso con Europa, no aceptando las condiciones que le habían impuesto para reducir el nivel de vida griego bastante por encima de sus posibilidades productivas. El referéndum fue ganado, pero luego Tsipras aceptó condiciones aún más duras que le impusieron las autoridades europeas, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para corregir el excesivo gasto en que se había metido el país. Grecia estaba en bancarrota, con pensiones altas, un ejército más grande que los otros países europeos, mucha corrupción generada especialmente por el partido socialista PASOK y también Nueva Democracia. Bajaron las pensiones, los salarios, los bancos se quedaros sin dinero, aumentó el paro, nadie invertía dinero en Grecia gobernada por un partido de extrema izquierda en el poder.

Alexis Tsipras, no supo gestionar bien los instrumentos que tenía en sus manos y tuvo que pedir un segundo rescate a Europa, es decir que la economía estaba controlada directamente por las autoridades económica europeas. Hubo hasta un tercer rescate. Todo ello hizo que la clase media griega quedara arruinada, no así la clase alta, siempre con más medios para salir de las crisis.

Hoy Grecia, con 10,7 millones de habitantes, tiene un endeudamiento del 181 por ciento del PIB (184.714 millones de euros en 2018), y con un PIB per cápita de 17.200 euros, y una deuda de 334.573 millones de euros. La balanza comercial tuvo un déficit de 21.710 millones de euros el año pasado. Y el paro alcanza el 18 por 100.

A la mala gestión de la economía se le unió al Gobierno de Alexis Tsipras el haber gestionado mal el incendio de 2018 que dejó sin vida a 91 personas y 25 desaparecidos, algunos de los cuales fueron encontrados entre las cenizas. El incendio fue de los más mortíferos que sufrió Europa desde el año 1900.

Pero la punta que acabó con Tsipras, ya dueño absoluto del partido y abandonado por muchos de sus fieles cuando ganó las elecciones hace cuatro años, fue la firma del tratado de reconocimiento de la soberanía de Macedonia del Norte (2019), dividiendo Macedonia del Norte, país independiente, capital Skopje, y Macedonia del Sur (perteneciente a Grecia) capital Salónica. Macedonia es la patria de Alejandro Magno, de Aristóteles y de tantos insignes sabios y guerreros griegos. Esto ha dividido a los griegos, la mayoría contrarios a esta división.

Alexis Tsipras buscó “in extremis” salvar su situación extendiendo el voto a los jóvenes que habían cumplido 17 años (fueron 600.000 electores), creyendo que esta decisión le favorecería, y no ha sido sí.

Por otro lado, Tsipras tenía preparado un proyecto de separación de la Iglesia Ortodoxa del Estado, siendo Grecia prácticamente un estado confesional ortodoxo. Esto lo había enemistado con el clero el cual es considerado al mismo nivel que los funcionarios del Estado. El primera autoridad ortodoxa actual, Su Beatitud Jerónimo II, había aceptado buena parte de los acuerdos propuestos por el hasta ahora presidente Alexis Tsipras. ¿Seguirá adelante este acuerdo? Lo más seguro es que decaerá como casi todos los proyectos no cumplidos del hasta ahora primer ministro Tsipras. El nuevo presidente, Kyriakos Mitsotakis, ha jurado su cargo ante las autoridades religiosas, volviendo a la tradición que rompió Alexis Tsipras al declararse ateo y eliminar los símbolos religiosos en su toma de posesión y en el resto de sus actos.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.