Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué debemos dejar a los niños mancharse y ensuciarse con la tierra?

Shutterstock
Comparte

4 maneras de ayudar a tus hijos a desarrollar sistemas inmunológicos más saludables.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Es raro, pero alguna vez alguien me pregunta qué necesito para ser una buena madre. Rápidamente, pienso en algo que me haga parecer una adulta responsable.

“La paciencia es importante. Y no perder a nadie cuando estás de viaje con la familia”. Tras una larga pausa, añado, “dejarlos jugar con la tierra me funciona muy bien, y espero que siga funcionando en los próximos 18 años. Somos cuatro contra dos aquí”.

Por suerte, la última parte del consejo es realmente muy buena. De acuerdo con un artículo de Brandie Weikle, nuestros hijos tienen que ensuciarse. Ella recibe el apoyo de Marie-Claire Arrieta, una microbióloga y autora del nuevo libro, Let Them Eat Dirt: Salving Our Children from an Oversanitized Word, que cree que mantener a los niños super limpios no les hace bien.

Para combatir las infecciones

Cuando se trata de limpiar constantemente a los niños, Arrieta dice: “Cuando nacemos, no tenemos microbios. Nuestro sistema inmunológico está subdesarrollado. Pero es ahí donde los microbios entran en escena, pues inician nuestro sistema inmunológico para funcionar correctamente. Sin microbios, nuestro sistema inmunológico no puede combatir bien las infecciones”.

Esto funciona muy bien para madres como yo, que no soy particularmente rápida cuando se trata de limpiar la mantequilla de maní antes de que se endurezca en la ropa del bebé. Estos nuevos descubrimientos deben ser un refugio al que los padres dan la bienvenida.

Durante los últimos ocho años, mi marido y yo expusimos involuntariamente a nuestros cuatro hijos a ambientes menos limpios, sin sentir mucha culpa.

Aquí unos consejos para ayudar a los papás a relajarse:

  1. Empieza con un animal de compañía, que sea tuyo

Yo tenía dudas sobre si comprar un cachorro. ¿Por qué? Pelo en las sábanas. Pelo en el bebé. Pelo por todas partes. A mi marido le encantaba la idea. Y tenía razón, un estudio reciente en Finlandia descubrió que los niños que crecen en casas con un animal de compañía son menos propensos a las enfermedades.

BABY
Shutterstock-Elena Nasledova

El Dr. Eija Bergroth, que ayudó a realizar el estudio, dice: “Pensamos que la exposición a animales, de alguna forma, hace madurar el sistema inmunológico, así que cuando el niño entra en contacto con los microbios, está más preparado para enfrentarlos”.

  1. Mira sus caras, no sus ropas

Kim Bongiornio entiende de niños desordenados. Bloguera ocupada y escritora freelance en Let Me Start By Saying, también trabaja a tiempo completo cuidando de su hijo e hija. Pero sabe que tener hijos felices es más importante que tener hijos super limpios.

little boy, dirty,
Shutterstock

Dice: “Observé que cuanto menos limpios están mis hijos, más felices son. Cuando mi hijo está cubierto de suciedad después del fútbol y mi hija está llena de manchas de tinta en los brazos, sus sonrisas son enormes. Y eso es mucho más importante para mí que la ropa sin manchas y que perseguirles con el desinfectante en la mano todo el día”.

  1. Recuerda que sobreviviste a tu infancia

Meredith Spidel, bloguera de The Mom of the Year tiene dos hijos, y se relaja cuando los ve llenos de suciedad, recordando que muchas veces, las actividades más sucias cuando era pequeña eran sus mejores recuerdos.

Darrell Miller-CC

“Una vez mi hija estaba jugando con la vecina, y me pidió varios vasos para que pudieran hacer ‘lodo de nieve’. Tuve bastante que lavar esa mañana, PERO recordé que yo hacía las mismas cosas cuando tenía 5 años como ella – y qué inolvidable era la hora del juego”.

  1. Descarta la regla de 5 segundos

Cuando yo era madre por primera vez, dejar a mi bebé comer algo del suelo era impensable. ¿Ahora? No tenemos una regla de 5 segundos. Nuestro cuarto hijo suele meterse en la boca juguetes y pedazos de comida ¿y qué hago? Nada. Sigo tomando mi café y leyendo artículos sobre cómo ser una madre mejor. Pero es así. Mary Ruebush, instructora de inmunología y autora del libro Why Dirt Is GoodSus descubrimientos respaldan la idea de que está bien dejar que nuestros hijos coman algo menos sano.

Shutterstock

Ella escribe: “Lo que un niño está haciendo cuando pone las cosas en su boca está permitiendo que su respuesta inmune explore su ambiente. Esto no sólo permite la ‘práctica’ de las respuestas inmunes, que serán necesarias para la protección, pero también desempeña un papel crítico en la respuesta inmune inmadura, lo que es más ignorado”.

Así que, padres, lleven a sus hijos al aire libre y déjenlos jugar más en la tierra. Es lo más responsable que pueden hacer.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.