Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 10 mayo |
Santa Luisa de Marillac
home iconEstilo de vida
line break icon

Una dieta según la Biblia

bible diet

Freedom Studio - Shutterstock

Adriana Bello - publicado el 29/06/19 - actualizado el 29/06/19

Y la motivación que te ayudará a no saltártela

¿Alguna vez has pensado basar tu régimen alimenticio según las Santas Escrituras? Aunque nosotros los católicos no somos como los judíos que tienen una lista de alimentos sugeridos y prohibidos según el Viejo Testamento, sí podemos encontrar allí distintos tipos de “planes” y alimentos que nos ayudarán a crear una dieta balanceada y enriquecedora.

Según el Génesis

vegetables
j.chizhe - Shutterstock

Algunos la han llamado la “dieta Aleluya” y básicamente se trata de comer como lo hicieron Adán y Eva al comienzo de los tiempos. “Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer” (Génesis 1, 29).

Esto incluye desde distintos tipos de cereales, hasta legumbres y frutas. No con esto quiere decir que debas volverte frutariano, pero sí es importante incluir muchos de estos alimentos en tu rutina diaria porque son ricos en nutrientes y no tienen preservantes por ser naturales.

Los ayunos de Daniel

Este profeta y sus tres amigos, siendo esclavos en Babilonia, se negaron a comer las delicias y el vino del rey. Prefirieron comer por 10 días solamente vegetales y tomar agua y, al término, lucían más saludables que los que se habían decantado por los alimentos fastuosos de la mesa real.

Hoy en día, muchas personas deciden hacer el “ayuno de Daniel” (incluyendo a celebridades como Chris Pratt que lo hizo por 21 días) y lo ven como una manera no sólo de “desintoxicarse” a nivel gastronómico, sino también espiritual, ya que también se invita a la reflexión espiritual en estos días, sobre todo cuando no se tiene la “distracción” del placer en el sentido del gusto.

Asimismo, además de vegetales, también incluyen ciertas legumbres, frutas, nueces y granos preparados de forma simple. Hay que resaltar que expertos en nutrición señalan que este ayuno no es recomendable a largo plazo o como estilo de vida porque puede ser perjudicial para la salud.

Pomegranate
OZMedia - Shutterstock

Los súper alimentos

Esta categoría que está tan de moda actualmente (y es simplemente una manera de agrupar a alimentos de siempre con un alto valor nutritivo) está muy presente en múltiples pasajes.

Por ejemplo, están las granadas que tienen muchos antioxidantes y ayudan con la salud cardiovascular (“¿Y por qué nos has hecho subir de Egipto, para traernos a este mal lugar? No es lugar de sementera, de higueras, de viñas ni de granadas”. Deuteronomio 8, 8); la miel; las almendras (“Entonces Israel su padre les respondió: Pues que así es, hacedlo; tomad de lo mejor de la tierra en vuestros sacos, y llevad a aquel varón un presente, un poco de bálsamo, un poco de miel, aromas y mirra, nueces y almendras”. Génesis 43, 11); el aceite de oliva; entre otros.

Más pescado

En tiempos bíblicos, el consumo de carne roja era muy escaso, casi nulo (uno de los pocos pasajes es el del Hijo Pródigo), pero ya muchos historiadores han explicado que era sobre todo por un tema de costo y de salud por su preservación.

“Subió Simón Pedro, y sacó la red a tierra, llena de grandes peces, ciento cincuenta y tres; y aún siendo tantos, la red no se rompió”. Juan 21, 11.

El Mar de Galilea tenía múltiples especies y el pescado es una excelente fuente de proteína y grasas buenas. Además, con tan sólo un poco de sal, limón y ajo ya queda estupendo, promoviendo también la sencillez.

Otra alternativa proteica que establece la Biblia son las lentejas, las cuales están desde el Génesis: “Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas”. 25, 34.

Fish
Shutterstock-freya-photographer
Pescado

Pan de cada día

“Y tomando los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud”. Mateo 15:36. Éste es uno de los tantos versículos donde se hace alusión al pan, ya que es nombrado más de 300 veces en la Biblia y fue protagonista en la Última Cena.

Aunque es cierto que las harinas blancas refinadas en exceso pueden ser perjudiciales y algunos pueden ser alérgicos al gluten, lo importante es optar por otras opciones de pan más saludables, como es el famoso pan Ezequiel, que es elaborado a base de germinados y, de hecho, toma su nombre del profeta del Antiguo Testamento: “Y tú toma para ti trigo, cebada, habas, lentejas, millo y avena, y ponlos en una vasija, y hazte pan de ellos el número de los días que te acuestes sobre tu lado; trescientos noventa días comerás de él”. Ezequiel 4, 9.

Pero la mejor dieta que en realidad propone las Santas Escrituras, aunque para algunos resulte un poco cursi, es hacer nuestras decisiones desde el amor… Sí, amor a nosotros mismos y nuestro bienestar (alimentos que nos permitan estar sanos y fuertes según nuestros propios requerimientos y necesidades para cumplir con nuestras metas y las misiones que Dios nos ponga), amor a nuestras familias (que no tengan que preocuparse por nosotros y a la vez estemos en buenas condiciones para ayudarles cuando sea necesario) y amor a nuestros amigos (porque el exceso de peso a veces nos hace inseguros y hasta no querer salir con ellos o estar de mal humor).

“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”. 1 Corintios 10, 31.

Tags:
alimentaciónbibliadieta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
5
Patricia Navas
Oración para que vuelva a la Iglesia alguien que quieres
6
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.