Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Colesterol y triglicéridos en los niños: ¿cómo detectarlos?

EATING DOUGHNUT
SHUTTERSTOCK
Comparte

Detectar estos trastornos en edad pediátrica puede salvar la vida de muchos adultos

por Andrea Bartuli y Sabrina BuonuomoLas alteraciones de los valores de la grasa en la sangre, y en particular la aumento del colesterol, están reconocidos entre los más importantes factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, porque son responsables de la formación de las llamadas “placas” de aterosclerosis. Las placas de aterosclerosis son zonas alteradas de la pared de los vasos sanguíneos, que pueden predisponer a enfermedades cardiovasculares como el infarto.

Los accidentes cardiovasculares agudos tienen lugar en la edad adulta, pero el descubrimiento de la presencia de placas en los niños con colesterol alto ha hecho comprender la necesidad de un diagnóstico y de un tratamiento precoces.

La detección y el tratamiento de los niños/ adolescentes por hipercolesterolemia son, en todo el mundo occidental, uno de los objetivos clave de los planes sanitarios. Para detectar a los niños que tienen alterado el perfil lipídico, existen tablas de valores (centiles) a los que hacer referencia de manera específica para la edad pediátrica.

En general, salvo raras excepciones, es aconsejable no realizar las pruebas durante los primeros dos años de vida. En esta etapa, de hecho, los valores son normalmente más elevados, porque el organismo necesita valores lipídicos altos para la formación de la mielina, que protege las fibras nerviosas, las membranas celulares, y para sintetizar hormonas y vitaminas.

Los triglicéridos…

Las alteraciones que afectan a los triglicéridos no son frecuentes en la edad pediátrica y, aparte de raras excepciones, suelen ser causadas por otras patologías: diabetes mellitus, hepatitis, terapias farmacológicas (sobre todo con cortisona), patologías tumorales, enfermedades por almacenamiento de lípidos, enfermedades autoinmunes, infecciones, obesidad.

…y el colesterol

El aumento de los valores del colesterol, sin embargo, es bastante frecuente, por la existencia de una condición conocida como hipercolesterolemia familiar, que afecta a un niño de cada 380-500.

Los niños afectados no tienen signos ni síntomas de enfermedad, pero los valores del colesterol en la sangre son generalmente 2-3 veces superiores a la norma, y si no se toman medidas, se puede llegar al infarto en la edad joven-adulta, con un riesgo 20 veces mayor que el resto de la población general. Los niños diagnosticados y tratados antes de que comience el daño en las arterias, en cambio, no desarrollan la enfermedad cardiovascular en la edad adulta, y tienen una esperanza de vida similar a las personas que no tienen esta enfermedad.

Se trata de una condición transmitida por vía genética: en la práctica, si un progenitor la padece, el niño tiene un 50% de posibilidades de tenerla también. Para hacer el diagnóstico, es suficiente con hacer un estudio de los niveles de colesterol en la sangre y una investigación de la historia familiar. Un examen que puede salvar la vida.

Aquí el artículo original

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.