Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 16 mayo |
San Simón Stock
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Se puede dejar de ser despistado?

KOBIETA COŚ ZAPOMNIAŁA

Shutterstock

Dolors Massot - publicado el 24/06/19

Los olvidos a veces ocasionan disgustos. ¿Son verdaderamente un defecto? Y, lo más importante, ¿podría cambiar?

El ser despistado suele ser un calificativo que nos ponemos a nosotros mismos después de comprobar que hemos olvidado asuntos importantes. Recuerdo a un señor que se pasó un buen rato buscando las gafas por toda su casa hasta que puso en danza a su familia y su esposa se dio cuenta de que las llevaba en la cabeza.

En el caso de los niños, en el aula puede aparecer el personaje que anda mirando poco a la pizarra y mucho a la ventana. O que se queda embobado con cualquier cosa que no sea el contenido que explica el profesor. Pero, ¿sabemos si es inteligente y se aburre o es que no atiende por falta de hábitos de estudio?

El despistado es el que suele olvidar recados que le han pedido otras personas. O el que se distrae en el trabajo.

Los problemas llegan sobre todo cuando esos olvidos repercuten en otras personas. ¿Se imaginan que un cirujano fuera despistado en una operación y se olvidara algo del instrumental en el cuerpo de un paciente?

En casa, el despistado a veces recibe comentarios hirientes como «no se te puede encargar nada», «siempre olvidas todo», «parece que no quieres a los de tu casa». Culpabilizar no sirve de nada, sólo consigue hacer daño al despistado, pero no le ayuda a resolver el problema.

¿Cómo evitar ciertos despistes?

1. Para empezar, determina cuál es la raíz del problema.

Si tienes despistes porque debes estar pendiente de veinte cosas a la vez y andas estresado, es posible que haya despistes en tu jornada. Se deben al cansancio, la fatiga y la ansiedad. Son olvidos que se producen porque hay una sobrecarga: por ejemplo, se te olvida algo de la compra porque además tenías que hacer otros 6 recados en un espacio de tiempo muy limitado.

Si los despistes alcanzan un nivel preocupante y realmente interfieren en tu vida cotidiana, quizás deberías plantearte acudir a tu médico de cabecera. Podría tratarse de un Trastorno por Déficit de Atención o incluso enmascarar algún tipo de patología. En cualquier caso, no te autodiagnostiques: acude siempre a un especialista.

2. Analiza si son despistes consentidos.

¿Te justificas y ya no pones interés en mejorar? ¿Te da igual si los demás resultan perjudicados por tus despistes? «Es que soy así» no te hace ser mejor persona, en cambio te ancla en una forma de ser dañina. Si olvidas entregar un certificado a tiempo, o pagar unos impuestos o multa de tráfico en el plazo correspondiente y eso hace que tengas que pagar más, es claramente negativo. Pero si al comprobar tu despiste piensas que «ya lo pagará» otra persona de tu familia, entonces es que te falta voluntad.

Una cosa es el olvido por acumulación de tareas y otra muy distinta la superficialidad y la pereza.

Una persona es perezosa, superficial o imprudente si cuenta con que alguien le sacará de sus problemas motivados por los despistes: tus padres, un amigo, el Estado… Es decir, cuando no asume las consecuencias de sus actos.

Para vencer los despistes causados por el estrés

  1. Conviene ordenar nuestro tiempo limitado y decidir qué cosas haré en cada momento. Debemos hacerlo con realismo, por prioridades y con orden.
  2. Anota las cosas. A veces exige el pequeño sacrificio de escribir en un momento poco oportuno, pero disponer de una lista de tareas es básico para llegar a todo. Adjudícales un número, de manera que sepas qué tareas son más importantes que otras. Si algo queda para otro día, mejor que sea lo menos importante.
  3. Comunicar en la familia y el trabajo mi situación, para que me ayuden a recordar las tareas y llegar a todo.
  4. Ten en cuenta tu personalidad. Hay personas con una alta capacidad de fijarse en una sola cosa, mientras que otras tienen un «cerebro panorámico», que atiende a muchos inputs de información. Son inteligentes ambos tipos, y lo único que hay que hacer es lograr que trabajen en equipo.
  5. Pregúntate: ¿Me ocurren despistes últimamente? ¿Les doy la relevancia que se merecen? ¿Me lo tomo a risa? ¿Pienso en las consecuencias que tienes esos despistes para mí y para otros? ¿Soy sincero conmigo mismo y sé poner nombre a esos despistes cuando son motivados por haber prestado más atención a algo que me apetecía más?
  6. Existen fórmulas materiales para ir corrigiendo los despistes. Por ejemplo, anotar en el móvil o en una libreta las tareas pendientes. Hacerlo habitualmente nos ayudará a no tener despistes (o por lo menos no tener tanto). También ayuda poner en marcha la alarma del móvil para que suene.
  7. Si la causa es el cansancio, antes de focalizar el problema en los hechos negativos que han sucedido hay que poner la mirada en cómo lograr descanso para el cerebro: dormir bien, pasear, oxigenar las neuronas… De este modo ya estamos poniendo remedio a futuros olvidos.


RELACJA NA ODLEGŁOŚĆ

Te puede interesar:
¿Cómo mantener la amistad a pesar de la distancia?

Tags:
memoriapreocupación
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
4
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
5
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
6
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
7
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.