Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Masacre en cárcel de Paraguay: “Dolor, indignación y condena”

PARAGUAY
NORBERTO DUARTE | AFP
Comparte

Las tres palabras que utiliza la Iglesia en Paraguay para definir un sangriento motín en la cárcel de San Pedro

Lo acontecido el pasado domingo 16 de junio a Penitenciaría Regional de San Pedro del Ycuamandiyú (Paraguay) no ha dejado a nadie indiferente. Fue ahí donde aconteció un sangriento motín que dejó 10 muertos, varios de ellos decapitados, incinerados y baleados.

Detrás de esto, la presencia de integrantes de violentas bandas criminales de Brasil como el Primer Comando Capital (PCC) y Comando Vermelho (CV), organizaciones que en los últimos años han tenido fuerte incidencia tanto en Paraguay como en otros países de la región.

Es que el choque de reclusos integrantes de diversas bandas, entre ellas también grupos locales vinculados al narcotráfico, ha derivado en este violento motín –posteriormente controlado- que ha llevado a reflexionar sobre la compleja situación del sistema carcelario, tema que excede a Paraguay, pues merece también atención de otros países del continente.

Uno de los puntos más preocupantes en este caso ha sido la “brutalidad” del motín y el posterior desenlace y en el marco de un contexto de precariedad y falta de atención.

“Dolor, indignación y condena”

La Conferencia Episcopal de Paraguay (CEP) emitió un comunicado en las últimas horas de alguna manera “recogiendo el guante” ante un escenario “doloroso y preocupante”.

“Los hechos ocurridos ponen en evidencia, una vez más, la situación de precariedad y falta de atención estructural a los centros penitenciarios del país, que se encuentran rebasados en su capacidad de albergar a los reclusos con las condiciones mínimas requeridas para que cumplan con su objetivo de recuperación y reinserción a la sociedad de las personas privadas de su libertad”, señalan.

En ese sentido, los obispos reflexionan acerca de los factores que agravan la situación y entienden que que la masacre en San Pedro era una “cuestión de tiempo”.

 

 

“El colapso del sistema penitenciario nacional es de larga data, ha sido suficientemente expuesto a través de diversos informes de la prensa y de organismos de derechos humanos, pero no ha recibido la atención y reacción adecuada de los organismos públicos competentes”, indican.

“Esta grave situación obliga aún más a tomar las correspondientes medidas para evitar situaciones similares o peores”, prosiguen.

“Finalmente, esta es una dolorosa oportunidad para atender e impulsar las reformas profundas que requiere el sistema penitenciario nacional para que cumpla con su misión de resguardar a la sociedad, pero a la vez recuperar a los reclusos y reinsertarlos a la vida social conforme a su dignidad de personas”, concluyen.

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.