Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Reconstruyendo el rostro dañado de la Iglesia en Estados Unidos

USCCB
Facebook-USCCB
Comparte

Los prelados del país del norte han tomado una serie de medidas para tratar de responder a la crisis

La Iglesia católica de Estados Unidos ha sufrido un tremendo sacudón por la difusión de una serie de abusos sexuales desatada en verano del año pasado (concretamente el 20 de junio, cuando explotó el “caso McCarrick). Los obispos lo saben. Y han actuado en consecuencia.

Durante la reunión de primavera de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) celebrada en Baltimore (Maryland), los prelados del país del norte han tomado una serie de medidas para tratar de responder a la crisis.

Ayer 13 de junio, dieron luz verde a la implementación del documento del Papa Francisco “Vos Estis Lux Mundi” (“Tú eres la luz del mundo”) y aprobaron el documento “Reconociendo nuestros compromisos episcopales”.

A través de estos dos hechos, se comprometieron a asumir verdaderamente una política de tolerancia cero para el abuso sexual. En la nueva perspectiva, afirmaron que cualquier código de conducta que prevalezca en sus diócesis con respecto al clero también se aplicará al obispo.

Aprobaron, también, el “Protocolo sobre las restricciones no penales disponibles para los obispos”, que describe qué opciones canónicas están disponibles para los obispos cuando un obispo retirado renuncia o es removido debido a una conducta sexual indebida con adultos o por negligencia grave en el cargo.

Liderazgo laical

Otro asunto aprobado fue la implementación de un sistema de terceros que permitirá a las personas realizar informes confidenciales de denuncias de abuso contra obispos a través de un número de teléfono gratuito y en línea.

Este sistema, será operado por un proveedor externo contratado por la propia USCCB y debe entrar en funciones a más tardar el 31 de mayo de 2020.

Todo esto dentro de la respuesta a la crisis, en la que los obispos han visto la necesidad imperiosa de ser transparentes y mucho más dependientes de lo que en Estados Unidos se conoce como “liderazgo laico”.

En este sentido, fue decisiva la intervención del presidente de la Junta Nacional de Revisión, Francesco Cesáreo, quien pidió un mayor papel para los laicos en la investigación de denuncias de abuso o reacción a los informes de abuso contra obispos.

“Tiene una gran oportunidad de predicar con el ejemplo y ayudar a mostrar diócesis y conferencias episcopales en todo el mundo, no solo lo importante que es para la participación de los laicos garantizar una mayor responsabilidad y transparencia, sino también cómo pueden los laicos y el episcopado ser corresponsable del bienestar de la iglesia”, subrayó Cesáreo.

En efecto, lo que se está verificando tanto en la crisis como en la reconstrucción del rostro confiable de la Iglesia católica en Estados Unidos (el cuarto país con mayor número de católicos del mundo y el número uno de los países de habla inglesa) puede ser, al mismo tiempo, un reflejo de la crisis del catolicismo actual y el modo como atajarla.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.