Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 11 agosto |
Santa Clara de Asís
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

El santo que huyó del martirio

WEB-SAINT-JAN 15-PAUL, THE FIRST HERMIT © Jose Luiz Ribeiro CC

Philip Kosloski - publicado el 14/06/19

San Pablo el eremita tenía miedo de morir, pero encontró su propio camino a la paz

Es una inclinación natural temerle a la muerte. Muy pocas personas pueden abrazarla y aún menos permanecerán en un lugar donde su vida esté amenazada.

Tales fueron los pensamientos de san Pablo el ermitaño, un hombre santo que vivió en Egipto durante el siglo III. Vivió durante una época tumultuosa en el Imperio Romano y escuchó las horribles historias de personas asesinadas por su fe cristiana.

Se asustó y cuando escuchó que su cuñado lo iba a entregar a las autoridades romanas, hizo lo que cualquier ser humano normal haría.

Salió corriendo de allí tan rápido como pudo.

San Pablo huyó al desierto y encontró una cueva donde esperaría pacientemente que finalizara la persecución de los cristianos. Su intención era quedarse allí por un tiempo y luego regresar al mundo.

Sin embargo, no esperaba enamorarse de la cueva y del aislamiento solitario que le dio. Más bien disfrutaba pasar sus días en oración y comiendo simplemente solo en el desierto.

Permanecería en esa cueva por el resto de su vida y fue conocido más tarde como el primer «ermitaño» que se dedicó a Dios de una manera solitaria.


ST JOHN THE BAPTIST

Te puede interesar:
¿Quién fue el primer ermitaño cristiano?

Es un recordatorio perfecto de que Dios siempre está con nosotros, incluso cuando intentamos huir de hacer un sacrificio.

San Pablo nunca pensó convertirse en ermitaño, pero Dios usó su miedo al martirio para llevarlo al desierto para un martirio diferente, uno que lo llevaría a las alturas de la santidad.

Dios nos conoce mejor que nosotros mismos y nos guiará a la santidad de una manera que esté de acuerdo con nuestros dones, talentos y personalidad. Cada uno de nosotros es diferente y Dios lo reconoce, dándonos a cada uno un camino único al cielo.




Te puede interesar:
4 lecciones espirituales de monjes orientales para la vida cotidiana




Te puede interesar:
¿Quiénes eran los Padres del Desierto y por qué son importantes?




Te puede interesar:
¿Qué le preguntarías a un eremita dedicado a la oración en el Valle Santo del Líbano?

Tags:
ermitañomiedomuertesantossoledad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.