Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué las campanas de Quito se están silenciando?

SAN FRANCISCO
Shutterstock | fotos59
Comparte

El Centro Histórico y más de 100 campanas que repican poco

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“El silencio impera en la mayoría de los campanarios de las 27 iglesias, conventos y monasterios del Centro Histórico de Quito”.

La afirmación pertenece a un reciente informe publicado por El Comercio de Ecuador en el que a través de un recorrido por una de las zonas más famosas de la capital logra confirmar algo que se ha transformado en tendencia ya desde hace varias décadas: el poco repique de sus famosas campanas.

 

SAN FRANCISCO
Shutterstock | fotos59

 

Es que la “Carita de Dios”, como se conoce a la capital de Ecuador y famosa por sus inmensas iglesias, ya no tiene el mismo sonido de otrora a la hora a hora de anunciar misas, procesiones, duelos, nacimientos, etcétera.

El recorrido fue realizado por los centros templos más grandes (La Merced, Santo Domingo, la Catedral, San Francisco y San Agustín) y se pudo constatar que en ninguno de ellos “se doblan los bronces manualmente”, pues en algunos suena un reloj a través de un sistema mecánico.

 

SAN FRANCISCO
Shutterstock | Alan Falcony

 

¿El motivo?

A la hora de encontrar una explicación hay que remontarse a la década del 60 cuando esta práctica comenzó a perder fuerza gracias a la instalación de motores modernos y eléctricos.

 

LA MERCED
Fernando Ruiz-(CC BY-NC-SA 2.0)

 

En la Iglesia de Santo Domingo, por ejemplo, desde el fallecimiento de la persona que hacía el mantenimiento, en 2011, el campanario calló totalmente con una única excepción: la fiesta de Santo Domingo cada 8 de agosto.

En la catedral, por ejemplo, tampoco ya se escuchan sus tres campanas, por lo que en definitiva los repiques ya solo funcionan para eventos extraordinarios.

En tanto, mientras esto acontece, todo parece indicar que el “reservorio de los repiques” se mantiene en monasterios de mujeres como el de las madres clarisas, del monasterio de Santa Clara, o la de San Juan, de las madres concepcionistas, pero igualmente ya no como antes.

 

CATHEDRAL
putneymark-(CC BY-SA 2.0)

 

“Era bellísimo porque en todos los monasterios del Centro tocaban al unísono. Desde las 06:00, era un verdadero coro entre todas las campanas”, recuerda la hermana superiora de las religiosas del Carmen Alto, Verónica de la Santa Faz, en diálogo con ese medio.

Por mientras, en momentos donde aquellos repiqueteos inundaban de sonido la famosa capital, sigamos disfrutando de la belleza de las Iglesias, algo que de momento invita a hacer una pausa y contemplar en silencio.

5 iglesias increíbles del centro histórico de Quito:

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.