¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

De alto ejecutivo de una petrolera a monje de Montserrat: “Ahora soy feliz”

MONTSERRAT,SPAIN
Lakov Filimonov | Shutterstock
Comparte

David Valls llevaba una vida de "riqueza y lujo", pero todo eso lo condujo a una crisis de valores. Decidió hacer un retiro y en él descubrió lo que Dios le tenía preparado

La comunidad de monjes benedictinos de Montserrat llevaba cuatro años sin ver el ingreso de ningún nuevo religioso. Sin embargo, la alegría ha llegado al monasterio y el motivo es la entrada de un candidato singular. Se trata de David Valls, de 57 años. Atrás deja una vida como alto ejecutivo de dos multinacionales, una de ellas una petrolera.

“Ahora soy feliz”

“Era rico y vivía una vida de lujo, pero no era feliz”, ha explicado Valls, quien decidió desprenderse de toda su fortuna para dar el paso y se entrega a vivir orando, en el celibato, la obediencia y la pobreza según la regla de san Benito. “Ahora soy feliz”, afirma, después de haber comprobado que “el dinero y el poder me dejaban cada vez más insatisfecho hasta que me provocaron una crisis. Pero no era la crisis de los 40. Era una crisis de valores”.

En el momento más crítico, “una persona que me quería me aconsejó que tal vez era el momento de parar, y decidí ir a la hospedería de Montserrat y hacer un retiro”. Allí Dios le hizo ver su camino: “No fue de golpe un día, fue un proceso”, aclara.

“Era un ejecutivo agresivo”

David Valls Gonzálvez nació en en seno de una familia católica en el barrio barcelonés de Sants-La Bordeta y recibió formación en la fe, pero se fue apartando de ella. “Tuve varias parejas y con una de ellas estuve casado por lo civil 5 años. Pero nunca quise tener hijos. Era un egoísta, aunque me engañaba diciendo que así era sincero con ellas. Era un ejecutivo agresivo y me gustaba el dinero. Llevaba una vida de lujo“.

No se siente orgulloso de la vida que llevaba: “Cuando ves que la gente de tu alrededor no es feliz y que has podido hacer daño a las personas, no existe otra alternativa más que parar”, dice.

El proceso de conversión y vocación religiosa hizo que Valls renunciara a su trabajo en Madrid y se trasladara al monasterio de Montserrat para ser primero postulante y más tarde novicio. En total, han transcurrido 10 años para purificar, rezar y quedar confirmado en su decisión. Hoy domingo de Pentecostés, en la misa conventual, firmará sus votos y a partir de ahora se llamará Pau (Pablo). Su compromiso es el de vivir como monje hasta la muerte y “eso me basta y me hace muy feliz”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.