Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Análisis de orina infantil: ¿por qué y cómo se hace?

By plenoy m/Shutterstock
Comparte

Es una prueba comúnmente prescrita para investigar la presencia de enfermedades o infección de los riñones o del tracto urinario

La recogida de la muestra

Idealmente, la muestra debe recogerse durante la parte intermedia de la micción, para evitar la contaminación con células o bacterias presentes en las vías urinarias externas; estas son eliminadas en la primera parte de la micción. La recogida de la muestra no constituye un problema en los niños que hacen pipí en el orinal o en el water, pero es más difícil, aunque no imposible, en los niños que llevan pañal.

1. Lavar la zona genital con agua y jabón (no utilizar otras sustancias desinfectantes)

2. Hacer beber al niño o niña. Después de media hora, alternar pequeños masajes circulares de un minuto en la parte baja de la espalda, ligeros golpecitos repetidos con uno o dos dedos en el bajo vientre, al nivel de la vejiga. Con este sencillo procedimiento, los niños orinan en pocos minutos y se puede recoger en seguida una muestra de orina.

3. Si no, aplicar la bolsita que se puede adquirir en farmacia. La muestra recogida con bolsita es idonea si se quiere medir la proteinuria (presencia de proteínas) o la hematuria (presencia de sangre), pero no lo es para la valoración de leucocituria (presencia de glóbulos blancos) y aún menos para un cultivo de orina, dado el elevado riesgo de contaminación de la muestra.

¿Qué hace el laboratorio?

Una vez llegada al laboratorio, la muestra generalmente se divide, en función de las pruebas requeridas.

1. La orina es examinada al principio a simple vista para ver:

a. si existen grandes cantidades de sangre (hematuria macroscópica).

b. si es turbia, signo de posible infección y de precipitación de sustancias en la orina (estas últimas no constituyen necesariamente un signo de enfermedad).

2. Sucesivamente, el laboratorio realiza un examen físico-químico. Salvo petición específica, se utiliza un stick urinario que puede ser analizado a simple vista o en el laboratorio con los aparatos correspondientes. El stick urinario está constituido por pequeños cuadrados de papel reactivo que cambia de color según la composición de la orina.

a. Peso específico: indica la concentración de la orina. Es muy importante valorar el peso específico para interpretar correctamente el resto de los resultados. Por ejemplo, una positividad leve de otro elemento del stick podría no tener significado patológico si la muestra está muy concentrada (peso específico elevado), pero podría indicar un problema si la orina está muy diluida (peso específico bajo).

b. pH: indica la acidez de la orina, y en general no tiene significado patológico.

c. Leucocitos (o sea, glóbulos blancos): pueden indicar infección de orina, sobre todo si hay también nitritos.

d. Cuerpos cetónicos: indican uno estado metabólico caracterizado por la poca disponibilidad de glucosa, por ejemplo después de episodios de vómito, ayuno prolongado o en el caso de diabetes mellitus no controlada adecuadamente con la terapia.

e. Bilirubina o urobilinógeno: pueden indicar situaciones de hemólisis, o sea, de rotura de los glóbulos rojos en la circulación, o de enfermedad del hígado.

f. Proteinuria: es casi siempre de origen renal, pero no es necesariamente síntoma de enfermedad si es transitoria o está presente solo en la primera muestra de la mañana.

g. Glucosa: indica un exceso de glucosa en la sangre (diabetes mellitus), o bien, más raramente, una pérdida anormal de glucosa por parte del riñón a causa de una enfermedad renal.

h. Creatinina (no en todos los stick): la interpretación es parecida a la del peso específico.

En ciertos casos, el médico podrá requerir al laboratorio que realice dosificaciones añadidas a la orina, con técnicas de laboratorio más sofisticadas para obtener una dosificación mejor de las proteínas o para medir elementos que no están presentes en los sticks.

3. “Sedimento urinario” o “examen microscópico de la orina”: si es necesario, la muestra de orina será centrifugada y analizada al microscopio. Este examen permite detectar la presencia anormal de glóbulos blancos, glóbulos rojos, otras células, algunos gérmenes o elementos particulares, llamados “cilindros”, que pueden indicar una enfermedad renal. La orina contiene normalmente alguna célula, y su cantidad depende en parte de la concentración de la propia orina quantità.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.