Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Con Taiwán, el “matrimonio homosexual” llega a Asia

WEDDING RINGS AND RAINBOW GAY FLAG
By Africa Studio | Shutterstock
Comparte

La mayor parte de los países que aceptan estas uniones siguen estando en Europa occidental

Cuando en el mes diciembre de 2000, los Países Bajos se convirtieron en el primer país en legalizar el “matrimonio” entre personas del mismo sexo, muchos pensaron que lo que había aprobado el parlamento holandés iba a ser muy raro que se aprobara en otros países de Occidente y, mucho menos, de Oriente.

Sin embargo, el proyecto de ley del parlamento holandés se convirtió en un modelo de acción pues otorgaba a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse, divorciarse y (quizá el más controvertido de todos estos derechos ampliados) el derecho a adoptar hijos.

La legislación holandesa modificó una sola frase en el estatuto de matrimonio civil existente, que se convirtió en la panacea del “matrimonio” entre personas del mismo sexo, al definir lo siguiente: “Un matrimonio puede ser contraído por dos personas de diferente sexo o del mismo sexo”.

Diecinueve años más tarde, el pasado 17 de mayo de 2019, la aprobación de un proyecto de ley por parte de la legislatura de Taiwan (el Yuan legislativo) que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo, hace que sea la primera nación en Asia en permitir que los homosexuales y las lesbianas se casen.

La situación mundial

En todo el mundo, según lo ha publicado en su reciente informe sobre el tema el Pew Research Center (PRC), aproximadamente dos tercios de los países que permiten el matrimonio homosexual (18 de 28) están en Europa occidental.

Sin embargo, varias naciones de Europa occidental, particularmente Italia y Suiza, no permiten las uniones entre personas del mismo sexo. Y, hasta ahora, ningún país en Europa Central y del Este ha legalizado el llamado “matrimonio gay”.

Junto con Nueva Zelanda y Australia, Taiwán es una de las tres naciones en la región de Asia y el Pacífico que ha legalizado las uniones entre personas del mismo sexo. En África, solo Sudáfrica –desde 2006– permite que se casen gays y lesbianas.

En las Américas, cinco países, además de Estados Unidos, Argentina, Brasil, Canadá, Colombia y Uruguay, han legalizado el matrimonio gay. Además, algunas jurisdicciones en México (particularmente la Ciudad de México) permiten que las parejas del mismo sexo se casen.

“No es sorprendente, dice el reporte del PRC, que el matrimonio entre personas del mismo sexo haya avanzado principalmente en países y regiones donde la aceptación de la homosexualidad es alta”.

En Estados Unidos, por ejemplo, 70 por ciento de los adultos en una encuesta realizada en junio y julio de 2017 dijo que la homosexualidad debería ser aceptada.

En 2013, el PRC sondeó a 11 de las 28 naciones que ahora han legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo o parte de su territorio. En todos menos una de ellos (Sudáfrica), la mayoría de las personas dijo que la homosexualidad debería ser aceptada.

Y mientras que solo 32 por ciento de los sudafricanos dijo que la homosexualidad debería ser aceptada, ese fue, con mucho, el nivel de aceptación más alto de los ocho países africanos encuestados. De hecho, en el continente africano no hay visos de aceptación del matrimonio homosexual.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.